Pachuca

Derivado de las observaciones de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), el gobierno de Hidalgo sancionó con amonestaciones públicas y privadas a 38 funcionarios en cinco años, principalmente por irregularidades como medicamento caduco, emisión de cheques sin fondo y pagos improcedentes.
El número total de funcionarios sancionados abarca desde 2009 hasta 2014, sin embargo, este diario identificó cinco servidores que reincidieron en varias cuentas públicas, dos de ellos aún en activo a mayo de 2017 en los servicios de salud.
El mayor número de servidores sancionados ocurrió en la cuenta pública 2010 al sumar 20 amonestaciones. En ese año, los servicios de salud regresaron 17 millones por pagar compensaciones discrecionales a 187 trabajadores.
Además, por modificar un pedido de ampicilina, la Secretaría de Salud reintegró en dicho año 4 millones y realizó 143 pagos para cinco servidores por 2 millones, como médicos especialistas sin contar con el documento que lo acredite.

Servidores reincidentes

A través de una solicitud de información, el gobierno de Hidalgo detalló que Celia Bolio Enríquez, personal de mando en los servicios de salud, sumó siete amonestaciones privadas y públicas, cinco de la cuenta 2010, una más de 2011 y la última de 2014.
Los motivos por los que fue sancionada son reincidencia al comisionar personal médico, omisión de reintegro de retenciones, emisión de cheques sin fondo, omisión de conciliación de montos públicos a hacienda y pagos improcedentes.
Huitzilopochtli Samperio Cervantes, personal de mando en los servicios de salud en 2013, acumuló cuatro amonestaciones privadas en la cuenta pública 2010 por reincidencia en comisionar personal médico, omisión de reintegro de retenciones, omisión de conciliación de montos públicos a Hacienda y pagos improcedentes.
Antonio Lechuga Traspeña, director de primer nivel de atención en los servicios de salud a mayo de 2017, tiene dos “amonestaciones privadas”. La primera de la cuenta pública 2009 por irregularidades en medicamento caduco y en 2013 por falta de supervisión en expedición de recetas.
Alejandro Quintanar Lazcano, soporte administrativo de los servicios de salud en 2013 y comisionado a representación sindical en 2011 con recursos del FAEB, acumula dos amonestaciones privadas de la cuenta pública 2010 por reincidencia al comisionar personal médico y omisión de reintegro de retenciones.
Sibila Cuevas Ramírez, encargada de la subdirección de finanzas y tesorería de los servicios de salud a mayo de 2017, recibió dos amonestaciones públicas. En la cuenta 2010 por omisión en la comprobación de la aplicación de los rendimientos y en 2014 por no comprobar recursos.

tabla

Comentarios