Tulancingo.- La dirección tulancinguense de medio ambiente multó con 200 unidades de medida y actualización (UMA), que asciende a 17 mil 376 pesos, a los responsables de invernaderos que realizaron la quema de plásticos de desecho usados para la cosecha de jitomate.

El viernes fue reportado un incendio en el ejido Tulancingo, cercano a las zonas habitacionales de Polanco y El Refugio, e incluso las llamas ya se habían salido de control y con riesgo de propagarse.

Tras sofocar la conflagración, autoridades locales en materia de medio ambiente confirmaron que habían girado un citatorio a los responsables de los invernaderos para que respondieran por la situación, donde además fue registrado un daño ambiental.

El apercibimiento ha sido el más alto impuesto, por lo que se espera que sea ejemplar para aquellos que decidan hacer quemas de basura, pasto o hierba seca.

Según empleados de los invernaderos, señalaron que han intentado entregar el plástico de desecho a los servicios de limpias. Y aunque en algunas ocasiones les ha sido recibido el material, no existe un protocolo o seguimiento del proceso debido a que este se considera muy tóxico e incluso requiere un tratamiento especial para poder ser ubicado en un depósito final.

Asimismo, en la zona es notable el daño que sufrió por las llamas; además, vecinos de la zona acusaron que era constante la quema de plásticos e incluso ya se había pedido que no continuaran con esa práctica debido a los niveles de contaminación y los riesgos que podría conllevar incinerar ese material.

  • El viernes, algunos responsables de invernaderos en el ejido Tulancingo incineraron diversos materiales de desecho usados en la cosecha de jitomate, pero las llamas se salieron de control

Comentarios