En el momento en el que escribo estas líneas, miles de historias han sido escritas respecto a uno de los episodios más impactantes en la historia de nuestro país. Algunas, escalofriantes, otras conmovedoras. Todas ellas cargadas de emotividad y una sensación descomunal de claroscuro, de que no podría haber peores tiempos, pero que, a la vez, estamos construyendo nuestro propio consuelo. Todos juntos. Como debe ser.

Entre todas las historias que comienzan a integrarse a este anecdotario épico y contrastante bautizado 19S se une la historia de Santiago Flores, uno de los pequeños que perdió la vida durante el terremoto del pasado martes. Estudiante de segundo año del Colegio Enrique Rébsamen, Santy ha capturado la atención de los medios deportivos gracias a una carta escrita por sus padres en la que le agradecen a Cristiano Ronaldo por haber sido la inspiración de su hijo a lo largo de su corta vida.

Desde hace un par de días, Santiago es conocido como “el fan número uno de CR7” y ha desatado una campaña en redes sociales para que el testimonio llegue hasta el astro portugués, quien, según AS México, recibió la noticia ayer. Hasta el momento en que se cierra esta edición, aún no ha habido respuesta por parte del Bicho, pero se espera que la misma llegue a la brevedad por los antecedentes de calidez que el jugador ha mostrado, particularmente hacia los niños, a lo largo de su carrera.

El sueño de Santy, según dice la carta, era ser profesor de historia como su papá y futbolista como el gran Ronaldo. El martes, horas antes de la catástrofe, el pequeño le dijo a su mamá que tenía un partido importante, en el cual debía ser Cristiano para liderar a su equipo y que derrotara al Barcelona. Y no nos queda la menor duda de que lo hizo.

Historias como la de Santiago, también conocido como Santiago Flores Cristiano Ronaldo, reestructuran el significado de una tragedia que sigue punzando en tierras aztecas. El mundo del futbol, hablando de lo que concierne a este espacio, ha dado cátedra de humanidad al sumarse en los esfuerzos por levantarnos los unos a los otros y recordar que, como reza el himno nacional mexicano, “un soldado en cada hijo te dio”. Santiago y cientos de guerreros más nos hacen reflexionar y concluir que ellos nos necesitan ahora, pero nosotros los necesitábamos desde hace mucho tiempo.

Ronaldo
#FuerzaMéxico.

Comentarios