Cuenta la mitología cristiana que un ángel de nombre Luzbel –conocido en Hispanoamérica como Lucero– fue desterrado del paraíso y se unió al príncipe de las tinieblas bajo el nombre de Lucifer. Dicho de otro modo: un ángel fue condenado al infierno y se transformó en diablo. Algo así espera la afición toluqueña que ocurra con el cuadro lagunero en la gran final del Clausura 2018.
En uno de los enfrentamientos que comienza a consolidarse como un clásico en finales, Santos y Diablos disputarán los últimos 90 minutos de una final que no ha quedado a deber. Para algunos, la ausencia de equipos mediáticos ha restado peso en el espectáculo. Lo cierto es que, si alguien no vio el juego de ida debido a prejuicios de ese tipo, se perdió de una exhibición de buen futbol, un par de golazos y hasta connatos de bronca.

Los laguneros hicieron su trabajo sacando la ventaja en casa. Un par de genialidades por parte de Djanini Tavares y Julio Furch revirtieron el marcador que favorecía a los visitantes gracias a Luis Quiñones. Los de Torreón fueron mejores en casi todo el encuentro, aprovechando el temperamento del rival y confiando en sus individualidades. Por su parte, al conjunto de Hernán Cristante le costó romper su propia línea de cinco mediocampistas, generando pocas pero serias ocasiones de peligro.
Santos fue mejor, pero Toluca está lejos de saberse derrotado. En el encuentro de hoy, los choriceros harán valer la localía en una de las plazas más complicadas del país. Si bien el horario habitual de mediodía resulta un factor fundamental a favor de los rojiblancos, el nuevo horario no debe representar ninguna desventaja. La Bombonera es el factor que pone en tela de juicio la polémica constante sobre lo que hace grande a un club.

¿Qué representa el título para ambos clubes? Los hoy locales estarían llegando a 11 estrellas en su escudo, acercándose peligrosamente a Chivas y América, los dos equipos con más campeonatos de liga. Además, ampliaría su racha como mejor conjunto en torneos cortos, habiendo ganado en 20 años el mismo número de títulos que Cruz Azul en toda su historia. Por su parte, Santos igualaría a Pachuca en trofeos ligueros, celebrando en grande su aniversario 35.

Comentarios