Satisfactorio compartir historias y dejar mensajes al público: cuentacuentos

496
cuentacuentos
FOTO: LUISA AMADOR

Angélica Lailson es narradora oral escénica desde hace casi cuatro años

Pachuca.-

El hecho de ver la reacción del público infantil, al que le deja un mensaje que es realmente significativo, siempre resulta satisfactorio, mencionó Angélica Lailson, quien es narradora oral escénica desde hace casi cuatro años.
La cuentacuentos hidalguense trabaja en dos proyectos: Cuentos inquietos para niños y niñas, así como Carrete de palabras. En el primero, el público infantil es el objetivo y los cuentos son basados en literatura infantil-juvenil contemporánea; mientras que en el segundo son mensajes dirigidos para adolescentes y adultos.

¿Qué puede decir sobre el proyecto de cuentos para niños?

“Es un proyecto cultural que su principal objetivo es el fomento a la lectura en niños y niñas, y también busca promover la cultura y el desarrollo humano… este proyecto se lleva a escuelas, diversos foros culturales, ferias de libro, festivales culturales, encuentros de narración oral escénica y todos los espacios que lo permitan, que nos ayuden a difundir la literatura y cultura, promover también la cultura en los más pequeños.”

¿Cuándo inició?

“Empezó hace cuatro años; inicié haciendo lectura en voz alta en algunas escuelas, en ludotecas, pero de una manera profesional me especialicé con un diplomado y certificación por la Secretaría de Cultura federal para hacer narración oral escénica como tal, especializada en trabajo con niñas, niños y adolescentes.”

¿En dónde son sus presentaciones?

“Empecé en Pachuca y he tenido la oportunidad de presentarme en diversos municipios de Hidalgo como Actopan, Tulancingo, San Salvador, Tizayuca, Mineral de la Reforma, entre otros. También he ido a diferentes puntos de la Ciudad de México y partes del Estado de México. Mi objetivo es ir más allá, a diversos estados de toda la República y a otros países.”
Además, comentó que tiene presentaciones constantes en Petit Teatro, con funciones sábados y domingos de 11 a 13:30 horas; y una vez al mes en Tzzin-tzzi Foro Familiar, donde expone sus Cuentos inquietos para niños y niñas.
Sumado a ello, realiza presentaciones en algunas escuelas de Pachuca, cuando hacen eventos culturales y ferias del libro, a donde la invitan a participar para promover la lectura.

¿Y el proyecto para adultos en qué consiste?

“Es basado en literatura para adultos, son 100 por ciento culturales todas las historias que se cuentan y este Carrete de palabras tiene el mismo objetivo, promover la cultura, transmitir la palabra, las historias y promover la lectura.
“Involucra a otros narradores, con la intención de invitarlos a que también den a conocer su trabajo; la intención es hacerlo en colaboración. He tenido el apoyo de narradoras como Yasmira Ramírez, Cinthia Gutiérrez, Clara Motha, son las que han estado apoyando. La intención es después poder invitar a otros que quieran desarrollar su trabajo y visualizarlo.”

¿Desde su experiencia, cuál es la importancia de la narración oral?

“Durante toda la vida, desde que el ser humano tuvo comunicación por medio de señas y dibujos, ya transmitía información e historias cuando empieza a tener la palabra como tal, siempre hemos sido transmisores de historias, el ser humano por naturaleza es un transmisor de cuentos.
“Aunque debe existir una especialización para la narración oral escénica, todos los seres humanos tenemos la capacidad de transmitir historias, contar cuentos, todos somos contadores de historias, de lo que nos pasa en la vida cotidiana, cuando hablamos de los antepasados, cuando contamos la historia de nuestros abuelos, nuestra historia, se le da un toque especial.”

¿Cuáles son las satisfacciones que le deja su profesión?

“El hecho de ver la reacción de los niños, de ver que realmente les estás dejando un mensaje que está siendo significativo para ellos, siempre salgo satisfecha; al terminar presentaciones los niños se acercan, te quieren tocar, te abrazan, te hablan, quieren tener un contacto y cercanía contigo.
“Definitivamente el trabajo con los niños para mí es lo mejor, porque son espontáneos, sinceros, son las personas que realmente te van a demostrar si les gustó o no, normalmente un adulto suele reservarse, le haya gustado o no, pero el niño siempre va a ser sincero, espontáneo.”
Además de sus presentaciones en teatro, escuelas y eventos públicos, la narradora oral escénica también asiste a fiestas infantiles privadas, por lo que para mayor información las personas interesadas pueden contactarla a través de Facebook, como Angie Lailson cuentacuentos, y en Whatsapp al número 771 365 7223.

El hecho de ver la reacción de los niños, de ver que realmente les estás dejando un mensaje que está siendo significativo para ellos, siempre salgo satisfecha”

Comentarios