Se cumple el ritual de los seis informes de gobierno

575
gobierno

Pachuca

Cuando llegaron los funcionarios federales los aplausos sonaron acompasados y fue dicha la danza de las cifras, por fin se cumplió el ritual de los seis informes de la administración del gobierno de Hidalgo.
Helicópteros aterrizaron cerca. Y después muchas camionetas. Vidrios polarizados. La urgencia por alcanzar un lugar en la sala de plenos del Congreso de Hidalgo y figurar en la última ceremonia del gobierno consumido.
Nadie, político, alcalde, empresario, magistrado, secretario, quería perderse de la imagen que marcaría el final de la administración: un gobernador con los brazos cruzados hacia adelante a la altura del pecho, las palmas extendidas que movía, nerviosa, pero emotivamente.
Sonríe, agradece con la mirada los aplausos de quienes fueron favorecidos en su gobierno y el sonido choca con la alfombra renovada para el evento, como cada año.
Lentes oscuros, camisa bien planchada, pantalón de vestir, el presidente del Club de Futbol Pachuca Jesús Martínez bajó de su camioneta con la expresión de quien ha sido “apapachado” durante toda la administración estatal.
También aparecieron viejos personajes de la política estatal: José Guadarrama, que se niega a dejar al Partido de la Revolución Democrática (PRD).
Miguel Ángel Osorio Chong llegó tarde a la ceremonia de quien fuera su secretario de gobierno y sucesor hace cinco años, pero fue recibido por los aplausos de los funcionarios que lo siguieron, quizá hipnotizados, con la mirada hasta que ocupó su asiento.
A diferencia del último informe de Osorio Chong, que convocó a gobernadores, la primera plana priista nacional, la despedida de Francisco Olvera Ruiz fue modesta, con la secretaria de Desarrollo Social Rosario Robles. Ceremonias que reflejan futuros políticos.
Así como los exgobernadores Manuel Ángel Núñez Soto y Jesús Murillo Karam, quienes han conservado el dominio priista en los últimos años y quien lo mantendrá vigente en Hidalgo: Omar Fayad Meneses, quien llegó con Miguel Ángel Mancera.
Buenas intenciones, empresas que llegan y otras que se van, promesas que quedan en el aire, la modernidad que tanto pregonan las autoridades y que en las zonas más apartadas y pobres del estado cuesta creer: el Informe de Gobierno.
Recuerdos de la administración que se extinguen: los Lupitos de la Secretaría de Educación Pública de Hidalgo, el helicóptero del gobierno del estado utilizado para asistir a un partido de futbol.
Y mientras eran enumerados los hospitales, escuelas, puentes y distribuidores, los reporteros permanecían encerrados en un corral diseñado por el área de comunicación de la administración saliente.
En la sala de prensa, fuera del salón de plenos del Congreso, una pantalla mostraba las imágenes y desperdigaba el sonido del informe que el área de comunicación quería transmitir. Solo eso. Pero los reporteros no se conformaron con ello.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios

SHARE
Artículo anteriorReporta último año de mandato estatal más de 76 mil detenciones
Artículo siguiente#FuertesIndicios
Víctor Valera
Egresado de la UAEH, reportero en Hidalgo desde 2007. Cuando inició a reportear en diarios locales, cubrió organizaciones campesinas y protestas sociales. Actualmente cubre la fuente política y Congreso local. cementeriomarino@hotmail.com