Pachuca.- El Partido de la Revolución Democrática (PRD) se deslindó de la Unidad de la Fuerza Indígena Campesina (UFIC) y negó la acusación de habitantes de La Cañada, Tizayuca, quienes señalaron que el instituto político y la organización les dieron casas que ahora una financiera reclama.

A través de un comunicado de prensa, el dirigente perredista Ramón Flores Reyes expuso que el sol azteca no realiza ninguna clase de negocios, ya que está impedido por ley; y si bien es cierto que en el seno del partido convergen una serie de expresiones, éste no es responsable de sus actos u omisiones.

Al respecto, el líder del sol azteca aclaró que una persona no hace la organización, ni una organización hace al PRD, en determinado momento habrá una persona responsable de los actos que acusan y ella será la que enfrente las denuncias, en caso de haberlas.

En ese sentido, Ramón Flores invitó a los quejosos a identificar al o a los responsables, que inicien averiguación ante las instancias correspondientes y se desahogue el asunto conforme a derecho.

Las organizaciones no pueden hacerse responsables del actuar de una sola persona, invitamos a los quejosos a que inicien averiguaciones para que conforme a derecho se desahogue el asunto, reiteró.

Negó que el instituto político haya vendido u ofrecido bienes inmuebles en distintos municipios, incluidos Tizayuca.

Habitantes de La Cañada, Tizayuca, protestaron frente al palacio de gobierno de Hidalgo para acusar al PRD y a la UFIC de engañarlos con la venta de 180 viviendas.

Comentarios