Dirigió la campaña de Trump en 2016

Ciudad De México.- Paul Manafort, exjefe de la campaña presidencial de Donald Trump, se entregó a las autoridades federales ayer para cumplir una orden de arresto en el marco de las indagatorias sobre la posible intervención de Rusia en las elecciones presidenciales del 2016.
La acusación establece 12 cargos que incluyen conspiración contra los Estados Unidos, conspiración para lavar dinero, actuar como un agente extranjero no registrado y varios cargos relacionados con la falta de informes de cuentas bancarias y financieras extranjeras, de acuerdo con un comunicado de la fiscalía especial.
Manafort y un colaborador cercano, Robert Gates, son señalados de trabajar como cabilderos de intereses prorrusos en Ucrania para el oficialista Partido de las Regiones, que respaldaba al exlíder ucraniano Viktor Yanukovich, entre 2006 y 2015.
Al aceptar dirigir la campaña de Trump, Manafort no reveló su anterior puesto y movió los pagos de 75 millones de dólares a través de cuentas bancarias ocultas en Chipre, San Vicente y las Seychelles. Además, es acusado del lavado de 18 millones de dólares.
“Manafort y Gates dieron información falsa repetidamente a contadores, cobradores de impuestos y su consejo legal, entre otros”, señala la acusación.
El excoordinador de campaña se entregó al FBI alrededor de las 8:15 horas, según reportes de CNN y The New York Times, cada uno de los cuales citó a fuentes cercanas al tema.
Se trata de los primeros cargos derivados de una investigación del abogado especial del Departamento de Justicia Robert Mueller quien fuera designado para indagar la supuesta intervención de Rusia para alterar las elecciones en favor del ahora presidente republicano, Donald Trump.
Manafort, de 68 años, fue parte del equipo de campaña de Trump entre junio y agosto de 2016, antes de renunciar por los reportes de pagos ilegales de Ucrania.

 

Comentarios