EMMA FERMÍN
Toluca

Un gol de los llamados “de vestidor” le dio la bienvenida al Pachuca al estadio Alberto Chivo Córdoba. Carlos Esquivel aprovechó la primera llegada del Toluca y, tras dos atajadas de Óscar Pérez, empalmó de zurda un rebote y venció al arquero para poner el 1-0. Era apenas el segundo 22 y el partido correspondía a la fecha cuatro del torneo Apertura 2016.
El desconcierto apareció en la cara de los jugadores Tuzos mientras el Conejo se lamentaba en el césped y Diego Alonso no lo podía creer en la banca.
El peligro se olía en el aire cada vez que los Diablos pisaban terreno enemigo en los minutos siguientes al gol.
Los Tuzos tardaron en enchufarse y solo generaron algo cuando
Wilson Morelo aprovechó una ligera desconcentración de la zaga escarlata y le quedó la pelota de frente al marco, pero su disparo murió en la humanidad de Luis García.
Toluca se veía mejor en la cancha y sus llegadas eran más intensas. Rodrigo Gómez casi consigue el segundo en un tiro libre, pero el experimentado Conejo levantó las manos para enviar el balón a tiro de esquina.
Esquivel fue el hombre que puso a cimbrar la meta albiazul. Tomó la pelota en la entrada del área y sin pensarlo mandó riflazo potente que Pérez contuvo en el fondo, cuando marchaba el minuto 39.
Alonso veía cómo su equipo no generaba al frente mientras se paseaba impaciente en su área técnica y miraba insistentemente el reloj. Finalmente le dio una indicación al auxiliar y Juan José Calero aceleró el calentamiento. El cambio se realizó en el arranque del segundo tiempo.
Pero en el inicio del complemento Pachuca volvió a sufrir. Otra vez fue Óscar Pérez el que salvó a los Tuzos. Enrique Triverio estuvo cerca de marcar el 2-0 pero el Conejo estuvo atento.
El sector izquierdo era una avenida para los Diablos. Pachuca intentó sacudirse la presión y con dos llegadas de Urretaviscaya llegó al último cuarto de cancha pero sin inquietar demasiado la portería local.
Fue hasta un tiro libre que los Tuzos tocaron la puerta. Urretaviscaya mandó un disparo que García desvió a una mano.
Alonso no aguantó más y mandó a la cancha a Erick Sánchez por Wilson Morelo y a Mateus Gonçalves por Steven Almeida.
La tribuna escarlata pedía la entrada de Antonio Naelson Sinha y Hernán Cristante se lo concedió. Al 73, en medio de una ovación, el 10 del Toluca ingresó al campo.
Al 87, Fernando Uribe terminó con la agobia del Pachuca y lo mató al culminar de buena forma una llegada por derecha para el 2-0 que cerró el encuentro y le arrebató a los Tuzos el invicto en el torneo.

La escuadra
albiazul se quedó con nueve puntos pero cedió el liderato por diferencia de goles

Comentarios