Se une Australia a expulsión de rusos

180
rusos

Agencia Reforma /
Ciudad de México

Australia anunció ayer que expulsará a dos diplomáticos rusos en respuesta coordinada con Reino Unido y otros aliados contra Moscú, derivado del intento de asesinato con un agente químico del exespía ruso Sergei Skripal y su hija.
La decisión, adoptada tras recibir información británica, afecta a dos funcionarios no declarados de inteligencia a los que se dio siete días para que abandonen el país, indicaron en un comunicado el primer ministro Malcolm Turnbull y la ministra de asuntos exteriores, Julie Bishop.

Ambos países denunciaron la naturaleza escandalosa del ataque, el primer uso ofensivo de armas químicas en Europa desde la Segunda Guerra Mundial, y que se hiciera en una zona poblada que puso en peligro innumerables miembros de la comunidad británica.
“Un ataque de ese tipo no puede ser tolerado por ninguna nación soberana. Apoyamos enérgicamente las peticiones a Rusia para que revele en su totalidad su programa de armas químicas de acuerdo con la ley internacional”, cita el comunicado.
En rueda de prensa posterior, Turnbull condenó el ataque y aseguró que la medida pretende enviar un mensaje claro e inequívoco a Rusia.

“Fue un ataque contra todos nosotros, contra todo país que respeta el Estado de Derecho y este es el motivo por el que hoy hemos tomado esa decisión”, agregó el comunicado.
La embajada rusa en Australia respondió asegurando que el caso Skripal fue crudamente orquestado por Londres y advirtió que la campaña contra Moscú puede erosionar la arquitectura de relaciones en las que descansa la paz y la seguridad mundial.
“Es categóricamente inaceptable exponer a Rusia como amenaza a la paz internacional y atribuir ‘osadía e irresponsabilidad’ a nuestra política exterior sin base ni fundamento”, estimó la embajada en un comunicado en su portal de Internet.

Apoya Macedonia
expulsión de rusos

La Antigua República Yugoslava de Macedonia (ARYM) expulsó también a un diplomático de Moscú de la embajada rusa en Skopje.
Según un comunicado de prensa del Ministerio de Exteriores macedonio, la decisión se tomó en estrecha coordinación con la Unión Europea y la OTAN, los dos bloques a los que ARYM aspira adherirse.
“El uso de armas químicas de grado militar viola el derecho internacional y esto afecta la seguridad de todos los países”, añadió el ministerio.
La embajada rusa en Skopje reaccionó a través de un mensaje en su cuenta de Twitter en el que afirmó que la expulsión es un acto no amistoso y que la responsabilidad recaerá sobre la parte macedonia.
La expulsión del funcionario constituye la primera tensión diplomática entre Macedonia y Rusia desde que ambos países establecieron relaciones diplomáticas en 1994, tras la proclamación de la independencia de ARYM en 1991.

Comentarios