Afortunadamente, las autoridades involucradas en la crisis de la basura comenzaron a reaccionar. Tanto la alcaldía de Pachuca como la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales de Hidalgo (Semarnath) explicaron a los medios de comunicación algunas acciones para evitar que el problema, ya de por sí delicado, se salga aún más de control. En primera instancia, la Semarnath convocó a recicladores, ejidatarios de El Huixmí y a la propia alcaldía de Pachuca para reunirse ayer mismo y lograr acuerdos con miras a resolver el problema. Hay que destacar que con lo dicho por el propio secretario Benjamín Rico se entiende que la idea no es solo salir de esa coyuntura, sino alcanzar una propuesta que resuelva el problema de la disposición de residuos de forma estructural, pensando en cumplir con la NOM 083 que establece que los residuos deben ser valorizados y solo un 10 por ciento enterrados. Por otra parte, el secretario Rico también se refirió a la clausura que llevó a cabo la Semarnath de la planta de biogás que operaba también en El Huixmí, sobre la cual expresó que es factible que pueda operar e hizo énfasis en que no había ni cacería de brujas ni tampoco interés electoral. Y también ayer la alcaldesa Yolanda Tellería anticipó a medios de comunicación que ya estudian opciones para salir de la emergencia y habló de que ya existen dos opciones: una en Mineral de la Reforma y otra en el Estado de México. Los que no tienen mucha disposición para resolver el problema son los ejidatarios, pues en entrevista el comisariado ejidal Román Ortega Téllez anunció que estudian la posibilidad de denunciar al gobierno capitalino por supuesto impacto ambiental por el uso de las 20 hectáreas destinadas al relleno municipal. Sobre la amenaza de los ejidtarios, resulta extraño que hasta hoy se hayan dado cuenta que el ayuntamiento no cumplía con las normas ambientales. La actitud de los ejidatarios sugiere que hay mano negra y muy activa, buscando que el conflicto crezca. Afortunadamente, al menos en el discurso, el secretario Benjamín Rico ya planteó que buscarán una solución en conjunto contra esa crisis que tiene en medio, sin deberla ni temerla, a la ciudadanía. De filón. Resulta que, en los hechos, no fue registrada la alianza que sostendrían los partidos Movimiento Regeneración Nacional, Verde Ecologista de México y Nueva Alianza. ¿El motivo? Llegó tarde la delegada nacional de Morena, Paola Gutiérrez. ¿Simple descuido o una forma elegante de rechazar la alianza con los dos grupos citados?

Comentarios