Pachuca.- Debido a que el ciclo escolar fue suspendido y a que su actividad fue considerada no esencial a causa de la pandemia del coronavirus (Covid-19), el sector papelero local está devastado, indicó en entrevista para Libre por convicción Independiente de Hidalgo, el presidente de la Organización de Papelerías Asociadas del Estado de Hidalgo (OPAEH), Joel Baños Mendoza.

“El cierre de papelerías se intensificó y las que estamos todavía estamos sufriendo bastante ya que no hay ventas y los gastos se acumulan”, declaró.

Las deudas de salarios, rentas, luz, agua, Internet e incluso para poder surtir despensa mantienen ahorcado a ese sector que desde antes del Covid-19 ya enfrentaba un panorama complicado debido a las bajas ventas que registraban los establecimientos del sector a causa de la aplicación del programa de útiles escolares, que anteriormente distribuía paquetes de materiales a los estudiantes.

De acuerdo con el dirigente, a causa de la crisis provocada por la emergencia sanitaria, más de 20 por ciento de los 852 agremiados a la organización han bajado la cortina. En tanto, estimó la pérdida de al menos mil 500 empleos.

Joel Baños Mendoza añadió que el sector está a la espera de que se reanuden las actividades a fin de continuar con los trabajos de planeación de la Expo Regreso a Clases, los cuales se suspendieron a causa de la pandemia, así como abordar el tema de los vales de útiles escolares que serán realidad a partir del próximo ciclo escolar.

No obstante, dado que el ciclo escolar iniciaría hasta agosto, tal como anunció la Secretaría de Educación Pública, el presidente consideró que ambas actividades se aplazarán.

A su vez está prevista la gestión de apoyos para la recuperación económica, puesto que el gremio también reporta inconvenientes en cuanto a la gestión de créditos que ofreció el gobierno estatal para hacer frente a la pandemia, los cuales fueron operados por el Instituto Hidalguense para la Competitividad Empresarial.

“Solicitamos créditos a IHCE pero el anuncio del gobernador en realidad no fue; a nadie nos dieron créditos tasa cero ni de 50 mil pesos y los que autorizaron los cambiaron de esquema están cobrando intereses y mínimas cantidades, aunado a que la entrega tardará tres meses”, indicó.

Comentarios