Sector restaurantero continúa “muy golpeado”: Canirac

360
restaurantes
Imagen ilustrativa / LUISA AMADOR

Muchos han cerrado o se mantienen operando, pero vacíos

Pachuca.- A seis meses de la pandemia del coronavirus (Covid-19) el sector restaurantero continua muy dañado y lejos de la recuperación, muchos están cerrando o bien, están en operación, pero sin clientes, aseguró en entrevista para Libre por convicción Independiente de Hidalgo el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), Carlos MéndezTejeda.

De acuerdo con el empresario, la recuperación del gremio “tardará muchísimo”, “esperemos que diciembre sea algo bueno, que se llegue a recuperar lo de años anteriores”.

“El sector sigue muy dañado, muchos negocios están cerrando, muchos los veo vacíos, siguen operando, pero vacíos, sin gente, esa sigue siendo la tendencia, el sector restaurantero, sigue muy golpeado”, recalcó.

Méndez Tejeda consideró que es probable que mucha gente que recibe su quincena con normalidad, tiene dinero, pero no donde gastarlo, debido a que las restricciones por la pandemia continúan. En ese contexto, confió en que cuando termine la pandemia, la gente pueda volver a consumir.

Datos de la Canirac refieren que en los primeros tres meses de la contingencia sanitaria se perdieron 90 mil empleos y cerraron 2 mil restaurantes.

En el caso de Hidalgo, comentó, existe una estimación que refiere que de cada 10 negocios del gremio, dos han “bajado la cortina”. La mayor parte de los cierres ocurrieron en Pachuca, Mineral de la Reforma y Zempoala.

El líder empresarial reportó que contrario a lo que los empresarios del sector esperaban, el 15 de septiembre no se registró ningún repunten en los establecimientos, pese a la conmemoración de las fiestas patrias “fue como un día normal de pandemia”.

“Considerábamos un repunte ya que era día festivo y quincena, no sabemos qué pasaría, incluso en Real del Monte, repuntaron poquito, pero no lo esperado; incluso los colegas que tenían comida para llevar, vendieron, pero no tanto”, comentó.

Añadió que las ventas durante el mes de septiembre registran una baja de 65 por ciento, con respecto a igual periodo del año pasado.

Desde el 29 de junio, los restaurantes de Hidalgo ofrecen servicio en mesa, luego de que el semáforo de riesgo epidemiológico, en aquel momento, pasara de rojo a naranja. Aunque una semana después ese indicador regreso a niveles críticos, los locales se mantuvieron abiertos operando con todas las medidas sanitarias y aforo de 30 por ciento.

Comentarios