El coordinador de Seguridad estatal de Hidalgo Uriel Moreno Castro consideró que el aumento de delitos en la capital del estado no es solo culpa de las autoridades. En entrevista con medios de comunicación locales, Moreno subrayó que parte de la culpa la tiene la ciudadanía por no presentar denuncias: “¿Cómo se puede vincular a proceso si las personas no denuncian?”, planteó el funcionario estatal. Otra falla que expuso Moreno tiene que ver con la falta de respuesta de las policías privadas. Tal fue el caso del asalto a una joyería del centro comercial Galerías, en Pachuca, donde acusó dilación de hasta 20 minutos, tiempo suficiente para que los asaltantes huyan y se reduzcan las posibilidades de que sean detenidos.  Moreno Castro destacó que se coordinan con policías municipales, “a pesar de los diferentes criterios que manejan”. ¿Qué hay que hacer entonces para cooperar con las autoridades y ayudar a revertir esta espiral de asaltos con violencia en la capital del estado? En primera instancia, la ciudadanía debe denunciar: a pesar de los altos niveles de impunidad, este ejercicio es imprescindible para saber cuál es la dimensión del problema y para, como dice el agente, buscar a los sospechosos y vincularlos a proceso en caso de que avance por buen camino la investigación. Y por otro lado, los agentes de seguridad privada también deben ser capacitados. ¿De qué sirve que las empresas contraten policías si no son capaces ni siquiera de avisar con prontitud para que lleguen los policías estatales? El fenómeno de la inseguridad tiene responsables y corresponsables. Los ciudadanos debemos ser corresponsables para detener este fenómeno, antes de que Pachuca se nos salga de las manos. De filón. Percy Espinosa, líder del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Municipio de Pachuca (SUTSMP), no quita el dedo del renglón, dice que les asiste la razón e incluso ya inició un amparo contra el Tribunal de Arbitraje de Hidalgo que declaró ilegal el emplazamiento de huelga en la alcaldía capitalina. Percy no desiste. Y bueno, entendemos que varios integrantes de su familia cobran y viven prácticamente de la nómina del ayuntamiento capitalino.

Comentarios