El galimatías por el nombramiento de la consejería del Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública Gubernamental y Protección de Datos Personales de Hidalgo (ITAIH) da un giro de 360 grados. Técnicamente fue medio año de trabajo perdido en dicho órgano. Luego de la controversia ocasionada por la designación y posterior revocación de los comisionados del ITAIH, el Congreso del estado ratificó a los mismos representantes electos en diciembre del año pasado. El tercer tribunal colegiado de Circuito del Consejo de la Judicatura Federal (CJF) señaló improcedente el juicio de amparo interpuesto por un ciudadano que alegaba exclusión del proceso, por lo que ayer la diputación tomó protesta al órgano colegiado. Durante este tiempo, las respuestas a las solicitudes de información han quedado prácticamente en la congeladora. Libre por convicción Independiente de Hidalgo ha hecho válido ese ejercicio de transparencia sin éxito hasta ahora. La falta de una consejería desde febrero, cuando la comisión de transparencia y anticorrupción del Congreso de Hidalgo revocó por unanimidad la designación de comisionados, el trabajo en el instituto quedó paralizado. Esperemos que con este nuevo fallo judicial, la consejería del ITAIH ponga de una vez por todas en el centro de su interés a la ciudadanía, quien reclama el goce pleno de su derecho a la información. Por otra parte, queda un mal sabor de boca tras la legítima defensa del ciudadano que impugnó el proceso, tras demostrar que no fue tomada en cuenta su solicitud para pertenecer a dicho órgano colegiado. Sin embargo este férreo juicio de amparo contra la designación de comisionados sienta un precedente para que la ciudadanía, en adelante, haga suyo su derecho a ciudadanizar las instituciones públicas. De filón. Al menos 18 millones de pesos se ahorró el Ejecutivo estatal este año en el festejo patrio en la plaza Juárez. Sería bueno que los gobiernos le entren en serio a la austeridad y se dejen de simulaciones.

De interés

Comentarios