Los hidalguenses somos una sociedad muy cercana, a quien nos gusta convivir mucho, nada nos hace más feliz que abrazarnos, tocarnos, apapacharnos, hacernos bromas, disfrutar de la cercanía, estar siempre juntos es nuestra costumbre. Repartimos la comida y particularmente la bebida, nuestras cruzadas nos han hecho famosos… por donde vamos hacemos amigos y amistades, así juntos y felices ha transcurrido nuestra vida.

Esa generosa y amable costumbre hoy se ha convertido en nuestra gran debilidad contra el Covid-19. Por eso seguimos en semáforo rojo.

Existen varios factores de riesgo para el contagio: La transmisión, el tiempo de exposición, la carga viral y los malos hábitos higiénicos.

El virus SARS-Co-V2 se trasmite a través de los pacientes que emiten gotitas de saliva cuando hablan, estornudan o tosen. Al ser proyectado el virus en las goticulas se puede inocular o introducir en las mucosas de la nariz, garganta o en la conjuntiva de los ojos, de cualquier persona, para luego alojarse en los pulmones donde más daño genera a los pacientes.

Existe una peculiaridad en este novedoso virus, es muy pequeño mide como máximo 0.12 micras (OMS) o entre 10 y 100 nanómetros y a la vez pesa más que los otros coronavirus conocidos; al ser expulsado, por su peso, se llega a proyectar hasta un metro y medio no más. Por lo tanto poner una barrera en la boca, nariz y ojos, así como estar distante a por lo menos 1.5 metros de cualquier persona infectada, sobretodo de los portadores asintomáticos, presintomaticos u oligosintomaticos, es una gran ventaja. Los lentes o goggles y los cubrebocas hoy son indispensables para no contagiarse y para quienes están contagiados diseminen menos el virus, cuando hablan, estornudan o llegarán a toser, es ahí donde surgen los siguientes factores.

Cualquiera persona que pueda interactuar con algún paciente Covid-19, en el supuesto que este no portara cubrebocas por que no sabe que está enfermo; entre más tiempo se esté en contacto con él, existirá más posibilidad de contagio. A más tiempo, mayor carga viral de exposición, a menos tiempo, menor carga viral de exposición.

¿Qué significa esto? Tomemos el ejemplo del caso arriba mencionado donde se estuviera charlando con un paciente sin cubrebocas porque no sabe que tiene Covid-19, a una distancia menor de 1.5 metros. Cada vez que hable el paciente, a través de su saliva impregnará a la persona de infinidad de virus. A mayor tiempo de exposición, más virus por inocular, a eso se le conoce como carga viral. Entre más carga viral se reciba más posibilidades de contagio existirán.

Los malos hábitos higiénicos también son un factor de riesgo, se ha comprobado que el principal enemigo del virus es el alcohol, el cloro y el jabón. Lavarse las manos permanentemente es lo recomendable pues siempre nos estamos llevando las manos a la cara y si portamos el virus en las manos lo llevaremos a los ojos, nariz o boca. Lavar todas las superficies que tocamos, en nuestro trabajo en nuestra casa o vehículo, así como los insumos y alimentos que consumimos también es lo correcto. Nunca se sabe si un paciente estornudó o escupió en ellos.

Para los hidalguenses es muy difícil el no estar juntos, a pesar de estar informados del grave problema que se vive por la pandemia, aún así se siguen reuniendo, continúan conviviendo, insisten en abrazarse y tocarse; a infinidad de ellos les ha costado mucho acostumbrarse el usar cubrebocas.

El reto consiste en dejar de reunirse, de convivir, de abrazarse, de tocarse, de estar siempre juntos. En caso indispensable por congregarse, se deberá de mantener una distancia de por lo menos 1.5 metros, estar el menos tiempo posible reunidos, de preferencia en un lugar abierto, sin pretexto y excusa usar siempre el cubrebocas y goggles o careta. Deberán de hacerle caso a las autoridades por protegerse y ahora más pues se acercan tiempos de elecciones. De lo contrario el enemigo invisible, cada día se acercará más a nuestro entorno familiar.

[email protected]

Comentarios