Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

IGNACIO GARCÍA / AGENCIA INFORMATIVA CONACYT
Pachuca.-

El investigador de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) Heberto Gómez Pozos desarrolla sensores para detectar gases de combustión que emanan de los vehículos y las fábricas que afectan a los seres humanos.
En entrevista, el académico explicó que esos sensores son económicos, fáciles de fabricar y emplean óxidos semiconductores como el óxido de zinc (ZnO), óxido de estaño (SnO2) y el dióxido de titanio (TiO2), por lo que buscan hacerlos más eficientes para que tengan una rápida respuesta ante la presencia de un gas y también utilicen menos energía para funcionar.

Los
dispositivos
buscan ser más eficientes
para obtener una
rápida respuesta ante la
presencia de un gas
y que utilicen menos energía
para funcionar

De acuerdo con el miembro nivel dos del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), para el desarrollo de ese proyecto estudian todos los fenómenos físicos que intervienen en el proceso de detección de gases, con los cuales identifican las propiedades que mejorarán para una fabricación más rápida.
El profesor investigador de la Autónoma de Hidalgo explicó que partió de un proyecto que ya realizado en la misma institución, pero comenzó a variar los parámetros de depósito y fabricación, por lo que, refirió, fue un trabajo meramente empírico, ya que no existe un soporte físico que establezca una ruta de estudio y por ello probó diferentes parámetros de fabricación hasta encontrar el que diera las mejores propiedades sensoras.

Para ello, el también docente indicó que estudió las propiedades de superficie, estructurales y de composición, por lo que para ello ha contado con el apoyo de científicos del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Debido a que Heberto Gómez estudió durante su doctorado los óxidos semiconductores y sus distintas aplicaciones, el académico se centró en la importancia de los sensores de gas y por ello ha continuado con su investigación.

 

[ Heberto Gómez Pozos ]
Es ingeniero mecánico electricista por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y maestro y doctor por el Cinvestav. Fue docente de la UNAM, aunque desde hace 10 años es profesor investigador de tiempo completo en la UAEH y ha publicado más de 20 artículos en revistas especializadas

Sostuvo que después del estudio de los sensores de gas, se centrará en el área de fotocatálisis, con la cual busca limpiar las aguas del drenaje y así continuar con un proceso de purificación más económico, pues aunque actualmente existen distintas formas de purificar las aguas negras, por medio de la técnica de fotocatálisis será más barato.

El antecedente de los sensores de gases fueron los conductores transparentes, los cuales se aplican en las últimas etapas de las celdas solares, que básicamente consisten en recibir la mayor cantidad de luz solar y por dicha capa se genera la corriente eléctrica, los cuales son materiales artificiales.

Detalló que por medio del proceso conocido como espectroscopia de masas atómicas ocurren miles de reacciones químicas en las superficies de los sensores, donde detectó los pesos atómicos de las partículas que se produjeron en estas, que han sido los descubrimientos más significativos identificados hasta el momento.
Asimismo, ha estudiado las causas por las cuales algunos sensores detectan más que otros y lo ha reportado en diferentes publicaciones de revistas especializadas a nivel internacional.

Sensores

Alcances y proceso

  • Heberto Gómez Pozos
    explicó que esos sensores son económicos, fáciles de fabricar y emplean óxidos semiconductores como el óxido de zinc (ZnO), óxido de estaño (SnO2) y el dióxido de titanio (TiO2)
  • Para el desarrollo
    del proyecto estudian todos los fenómenos físicos que intervienen en el proceso de detección de gases, con los cuales identifican las propiedades que mejorarán para una fabricación más rápida
  • Partió de un proyecto
    previo, pero con variaciones en los parámetros de depósito y fabricación, por lo que, refirió, fue un trabajo meramente empírico, ya que no existe un soporte físico que establezca una ruta de estudio
Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

Comentarios