Se acercan las Fiestas Patrias y si bien no tendremos el acostumbrado puente para enfiestarnos como se debe, sí podremos descansar un poquito, al igual que degustar los tradicionales platillos del mes. Y qué mejor actividad para acompañar la comilona que viendo series en la comodidad del sofá. Eso sí, en esta ocasión deberíamos optar por otro tipo de emisiones, ya que las que se encuentran en la lista de la semana destacan por ser muy malas a pesar de su amplia audiencia…

5.- Cualquier serie biográfica latinoamericana.

El boom por este tipo de emisiones parece no tener fin, así como tampoco lo “maletonas” que son. A excepción de la serie dedicada a Juan Gabriel, el resto de los programas deja mucho que desear; incluso llega un momento en que no sabemos si lo que estamos viendo es un drama o un programa cómico al estilo “Nosotros los guapos”, debido a la premura con que salen al aire. Lo peor de todo: que en ellas hay más ficción que realidad y el balazo “basado en la vida real” es mera mercadotecnia. ¿O acaso creíste que Luis Miguel es un tipazo bienhechor y cero mamonazo?

4.- “13 reasons why”.

Hubo una época en la que Netflix se preocupaba por lanzar series de calidad; para muestra “House of cards”. Por desgracia, la popularidad de la plataforma provocó una sobreproducción de programas y una de ellas fue “13 reasons why”, traslación del libro homónimo de Jay Asher sobre una adolescente suicida que deja cintas de audio a uno de sus bullies para concientizarlo sobre el abuso que sufrió. El problema está en que la primera temporada aborda todo el texto de Asher, por lo que resultaba innecesaria una continuación; sin embargo, la codicia en Netflix triunfó y el resultado es una pésima segunda temporada que banaliza completamente una problemática social tan grave como el suicidio adolescente.

3.- “El señor de los cielos”.

Basada parcialmente en la vida del narcotraficante Amado Carrillo, esta serie de Telemundo es todo un festival del peor de los gustos, malas actuaciones, una historia infumable y cuanto exceso se ponga enfrente. Originalmente terminaría tras su primera temporada, la cual se mantiene fiel a la historia del criminal. Sin embargo, su éxito provocó la extensión de capítulos, cada uno más exagerado que el anterior. Eso sí, a pesar de todo lo mencionado, “El señor de los cielos” mantiene un gran séquito de admiradores que, por increíble que parezca, creen que todo lo narrado en el programa es real, incluyendo que el propio líder criminal sigue caminando entre nosotros.

2.- “The walking dead”.

Existen series malas que extienden su vida por una temporada más, pero con “Los muertos vivientes” la prórroga raya en la exageración. Y es que la serie inspirada en el cómic de Robert Kirkman inició muy bien y poco a poco fue extinguiendo su llama. Hoy no hay fuego que levante a este cadáver, por lo menos narrativamente hablando porque su fanaticada, a pesar de recibir cada semana una oda al aburrimiento, espera ese ansiado episodio que les insufle la vida que perdieron por ahí de la temporada tres. Lo bueno es que próximamente echarán el muerto al pozo y le pondrán encima como 10 metros de concreto para que nunca vuelva a levantarse.

1.- “La rosa de Guadalupe”.

Científicos de todo el mundo siguen preguntándose cómo es que una serie tan, pero tan mala, consigue tanta audiencia, al grado de salvar a su televisora de un naufragio catastrófico. “La rosa de Guadalupe” no es mala, lo que le sigue; sin embargo, y por alguna extraña razón, su contenido moralino hasta el hartazgo funciona bien entre la audiencia mexicana, ya sea para cagarnos de risa con sus clichés o para alienar a la mente no entrenada sobre cómo debe actuar un buen mexicano. Desde jovencitos con curiosidad por probar drogas hasta la adicción a los videojuegos, la emisión de Televisa resulta tan horrible que es inevitable verla.
¿Qué otras series malísimas deberían estar en la lista? Manden sus comentarios en las direcciones mostradas abajo y disfruten las Fiestas Patrias.

@Lucasvselmundo
[email protected]

Comentarios