Pachuca

Asiduo promotor de la cultura popular, el universitario Daniel Vargas Serna es originario de Tecámac, Estado de México, pero una fracción de su pasado vive en la capital hidalguense donde estudió la carrera en ciencias de la comunicación.
Se define como un amante de la historia local, férreo defensor del patrimonio cultural y adepto de la investigación que tenga como fin el rescate de la identidad comunitaria orientada a la reingeniería del tejido social.
Sus pasatiempos: el cine, la música tradicional y la fotografía. En su travesía profesional dirigió programas de cineclub en Pachuca, Veracruz y Estado de México.

¿Quién eres?

Es difícil hablar de uno mismo, pero puedo decir que soy un promotor cultural. Intento armar redes para que historiadores de aquí y otras partes del país se integren y desarrollen proyectos que impacten en el desarrollo social.

Autodenominado un trotamundos, Vargas Serna es ajeno a vivir bajo un mismo techo. Viaja, viaja mucho, cada vez que tiene oportunidad recorre las zonas más secretas de México para narrar historias de interculturalidad.
En el transcurso de la licenciatura el mexiquense viajó a Cataluña, España, donde durante medio año realizó actividades de intercambio académico en la Universidad de Lleida y medio año como “inmigrante ilegal”.

¿Crees en el gobierno?

Una pregunta que deja pensando por unos instantes a Vargas, observa a su alrededor en busca de la respuesta. La encuentra.

En las instituciones gubernamentales no, más bien en ciertas personas que están en cargos públicos y que hacen bien su trabajo. No creo mucho en las promesas políticas.

A sus 33 años se define como un buscador, explorador, un caminante, que está en constante aprendizaje en la formación histórico-cultural, que no deja de soñar con una revaloración de la riqueza de los pueblos.

¿Kapuscinski o Kerouac?

“Me marcó mucho la lectura de Ryszard Kapuscinski que mezcla la literatura con el periodismo, el libro de ebano es genial. Pero también me marcaron mucho los libros de la generación beat: En el camino de Jack Kerouac.

Fernando Benítez también es una de mis referencias que me fueron marcando el camino para, a partir de las letras, ser lo que soy. Por un momento dejé de lado el ensayo pero también tengo autores que me llevaron a un mundo sorprendente.

Bernardo García Martínez, Elio Masferrer Kan, Gutierre Tibón, Aguirre Beltrán y algunos otros antropólogos e historiadores son guías de Daniel Vargas, que está listo para iniciar una maestría en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) en Ecuador a partir de octubre.
Egresado de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, se encuentra estacionado actualmente en el proyecto fílmico que busca rescatar la identidad de su natal San Jerónimo Xonacahuacan, en Tecámac, y que presentará en dos semanas.
Se trata de un documental de corte histórico-cultural. La idea surge después de su primer libro La Pahua Frondosa, en el que rescata la identidad de Pahuatlán de Valle, enclavado en la Sierra Norte poblana.

 

No votes yet.
Please wait...

Comentarios