Servicios fúnebres van de 7 mil hasta 25 mil pesos

689

Las tarifas únicamente cambian por el costo del ataúd

Pachuca.- Morir no es gratis; dejar este plano para partir al lugar de los muertos requiere de una “última inversión” que ronda entre los 7 mil y 9 mil 500 pesos en el caso de que se contraten servicios funerarios de costo regular; sin embargo, el costo podría ir de los 17 a los 25 mil pesos en caso de que se trate de una despedida “de lujo”.

Así lo señaló en entrevista para Libre por convicción Independiente de Hidalgo el presidente de la Asociación de Directores de Funerarias del Estado de Hidalgo Eloy Sánchez Pizaña, quien señaló que incluso los costos de los sepelios han bajado debido a la competencia que existe actualmente.

Ello, explicó, debido a que en la capital del estado, 18 funerarias ofrecen sus servicios a la población, “somos muchos, por ejemplo, la empresa más grande Pachuca realiza alrededor de 10 servicios por día”.

De acuerdo con el representante de este sector, el primer rango de precios, el más bajo, incluye servicios como ataúd, traslados, trámites en el registro civil, equipo de velación, cirios y ataúd en madera de pino.

En tanto, en el segundo caso, la variante es el ataúd, fabricado en madera fina, generalmente decorado con un grabado y acabado especial.

El costo del servicio funerario se elige acorde al presupuesto de cada familia; no obstante, Sánchez Pizaña alertó por la existencia de establecimientos que operan en la informalidad y ofrecen a los consumidores un servicio de mala calidad.

“En la informalidad existen establecimientos que ofrecen sus servicios hasta en 5 mil 500 pesos, cuando el ataúd cuesta alrededor de 3 mil pesos; se trata de funerarias que están al acecho y salen a trabajar por una ganancia de apenas 500 pesos”, subrayó.

En ese contexto, recomendó a los consumidores verificar que la empresa seleccionada cuente con contrato de adhesión debidamente registrado ante Profeco y que los precios de los servicios estén a la vista.

“Hay que cuidar mucho los costos y que estos sean entregados por escrito para evitar inconvenientes”, dijo.

De acuerdo con datos de la asociación, en Pachuca, el 80 por ciento de las funerarias operan en la informalidad; es decir no tienen el aval de Profeco, ni aviso de apertura, placa de funcionamiento, y en algunos casos, tampoco disponen de licencias sanitarias para sus carrozas.

De interés

Comentarios