AITOR B G
Barcelona

Hoy en día es casi obligatorio llevar un preservativo en la cartera o el bolso (aunque no sea el mejor lugar), y más sabiendo a todo lo que nos atenemos si no lo usamos.
A estas alturas estamos bastante concienciados de la necesidad de protegernos, aunque siempre hay a quienes les gusta jugar con la suerte.
Pero estoy seguro de que muchas personas, y me incluyo, no ponen el mismo cuidado a la hora de practicar el sexo oral.
Existen más posibilidades de que el VIH se transmita a través de sexo anal o vaginal sin protección. El sexo oral es la actividad menos arriesgada de todas estas prácticas, pero claramente no está exenta de riesgo. Además, otras enfermedades de transmisión sexual, como la sífilis, el herpes y la gonorrea, se transmiten fácilmente a través del sexo oral.

¿Cómo pueden reducirse los riesgos?

Existen métodos de barrera para practicar el sexo oral sin peligros; para los hombres, el condón es su mejor aliado. Los hay de sabores, ya que no creo que a nadie le guste el sabor a espermicida o también puedes usar un lubricante de sabor sobre cualquier condón. Para las mujeres, pueden optar por cortar un condón por la mitad, desde la base hasta la punta, y extenderlo sobre la zona, o puedes utilizar cuadrantes de látex especialmente dedicados para el sexo oral.
Asimismo, no olvides cuidar tu boca, pues la probabilidad de transmisión del VIH por vía oral incrementa si tienen encías sangrantes, ulceras, cortes o llagas.
Evita cepillarte los dientes o usar hilo dental antes de practicar sexo oral ya que puedes provocar microrrupturas en las encías, aumentando la probabilidad de infección. Igualmente, acude a revisiones regulares de salud sexual.
Como puede notar, el sexo oral es tan placentero como serio, y no se puede practicar sin pensar un poco en los riesgos que hay detrás. No lo he mencionado porque creo que es bastante obvio, pero todos estos riesgos de los que hemos hablado se multiplican si hablamos del sexo oral en la zona anal. Así que mucha más precaución en el lado oscuro…
Por lo demás, disfruta del sexo oral, pero ¡siempre con la cabeza!

¿Cuándo es
más arriesgado
el sexo oral?

Si existen cortes, llagas o abrasiones en la boca o en las encías
Si se tiene alguna infección en la garganta o en la boca que está produciendo inflamación
Durante el período de menstruación, cuando las células portadoras del VIH se desprenden de la cerviz, hay una mayor probabilidad de que se encuentren en el flujo vaginal, junto con la sangre
El semen es un mar de partículas de VIH, por lo que tragarlo o el simple contacto con alguna herida en la boca aumentaría el riesgo de infección

*Visita

Si te quedaste picado, no te preocupes, tenemos más de donde salió esto para mantenerte despierto toda la noche, por eso visita www.revistadandoydando.com.mx o búscanos en Facebook como Revista Dando y Dando, donde tenemos más y más para darte de qué hablar

Comentarios