IRÍA FERRARI
Pachuca.-La sexualidad de padres es algo complicado cuando hay niños de por medio

Sexo sin emitir sonido, ¿es posible? Yo, francamente insonorizaría la habitación como si fuera un estudio de grabación. Pero lamentablemente no es una opción, ni barata ni adecuada

Disfrutar de nuestra sexualidad de padres es uno de los mejores placeres de la vida

¿Pero qué podemos hacer si cuando queremos tener un momento de intimidad con nuestra pareja hay visitas en casa, o simplemente tenemos a nuestros hijos en la habitación de al lado?
Claro que es difícil buscar el tiempo para estar a solas con tu pareja teniendo a los niños en el cuarto de al lado, la lavadora andando y la cena casi lista

Otra es escaparte a un hotel con tu pareja y vivir un encuentro furtivo y con mucha fantasía, pero tampoco es algo que podamos permitirnos a menudo, no solo económicamente, si no por horarios y organización

De vez en cuando, y no solo en los aniversarios, deja a tus hijos en casa de los abuelos un fin de semana y planea toda una aventura en pareja

Aquí van unas pequeñas ideas

Prohibido el paso

Es agradable recibir a los niños en tu cama y ver la tele juntos, pero toma en cuenta que hacerlo difumina los límites

De preferencia, destina otros sitios para la convivencia familiar y haz de tu cuarto un santuario para ustedes dos. Ponerle seguro a la puerta es un buen comienzo

Recuerda que no eres su miss

Por favor, elimina de tu vida el papel de mamá que algunas mujeres suelen asumir en una relación con el paso del tiempo

Ningún hombre está interesado en que lo regañen, lo dirijan, le impongan o le ordenen

Recupera el rol de mujer amante que llevas dentro

Muchos padres han pasado por lo mismo y en algún momento de la vida marital nos hemos tenido que enfrentar a situaciones embarazosas

El reto es salir con la frente en alto sin afectar a los niños

Lánzate a la aventura/Cama… para tres

Aunque muchos expertos coinciden en que puede ser angustiante que los hijos se expongan directamente a escenas sexuales, lo cierto es que todo depende de la edad, pues un bebé no se dará cuenta de lo que pasa

De hecho, hasta que entran en la segunda infancia (que va de los siete a los nueve años) es que adquieren conciencia sexual

Utiliza almohadas

Aunque no lo creas, las almohadas no solo te ayudarían a tener los mejores sueños, sino también las mejores experiencias sexuales

Puedes utilizarlas como amortiguadores en la cama para evitar el rechinido o también para que soporte tus gemidos si no quieres que nadie te escuche

Música al máximo

Si no puedes aguantar más tus deseos a pesar de tener visita en casa, anda con tu pareja a un cuarto y pon música lo más alto que puedas

Trata de que no sea exageradamente alta para que no despiertes dudas al respecto, pero que sea suficiente para poder ocultar cualquier tipo de sonido de satisfacción

Eso sí, piensa en una muy buena coartada para cuando salgas de tu cuarto por si hay algún curioso que detectó tu ausencia por largo tiempo

El suelo como opción

Tener relaciones sexuales en la cama puede ser muy cómodo, pero puede convertirse en tu peor enemigo con el movimiento, pues la cabecera empieza a chocar contra la pared o el ruido del somier

Como una segunda opción puedes intentar con tu pareja tener relaciones en el suelo, claro, previamente acondicionado con una manta para que no tengan frío y no se queden en el intento con las rodillas peladas

Uno rapidito en el lavabo

Con la excusa de que vas a bañarte puedes abrir la ducha y mientras corre el agua puedes disfrutar tener relaciones sexuales sin que nadie te oiga

O aprovechar para cerrar la puerta con el pestillo y luego disimular que se había atrancado… ¡Problema resuelto!

Adiós interrupciones

Si lo que quieres es tener total libertad para poder disfrutar de una buena relación sexual, lo ideal es enseñarle sobre la privacidad

Para eso predica con el ejemplo: siempre toca la puerta de una habitación, no entres al baño cuando esté ocupado; así él aprenderá que cuando la puerta está cerrada tiene que tocar y esperar una respuesta

Haz lo básico: pon el cerrojo y trata de aprovechar sus horas de sueño. Aparte, un poco de música no les vendría nada mal para evitar que se escuche “la fiesta” de tu cuarto

Aunque si nada de eso funciona y tu hijo te caza, echa mano de tu sentido del humor y de una aclaración natural y honesta

“Lo que hay que explicar es que el coito es la sexualidad centrada en el disfrute del propio cuerpo y del de otra persona, pero que la penetración no es la única forma

“Existen otras maneras de placer y de disfrute, ya sea con la masturbación o con una persona que te gusta, y que van desde las caricias a los besos hasta el propio coito

“Hay muchos padres que piensan que si se trata con naturalidad la sexualidad se incita al joven a mantener relaciones antes, pero es justamente al contrario

“A un joven bien informado no le pondrán la presión social que a esas edades se sufre con el grupo de amigos, y será capaz de plantear todas sus dudas”
Algo importante cuando se tienen las primeras relaciones y no se sabe cuándo se está preparado

Comentarios