Con motivo del sexto Festival Universitario del Hongo, Zacualtipán, un grupo de profesores investigadores de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) se dieron a la tarea de recrear, a través de una publicación, los resultados que en materia de hongos silvestres han aportado durante más de un lustro.
La ancestral recolecta de hongos en Hidalgo es una actividad económica importante para las familias que se dedican a esa labor. Sin embargo, solamente se realiza en temporada de lluvias.

En el área académica de ciencias biológicas del Instituto de Ciencias Básicas e Ingeniería (ICBI) de la UAEH, un grupo de profesores investigadores, liderados por la doctora Leticia Romero Bautista, emprendieron el proyecto académico: Empoderamiento económico de las hongueras en el estado de Hidalgo a través de procesos organizativos para la elaboración de productos alimenticios a base de hongos silvestres y cultivo orgánico de plantas. Los trabajos comenzaron en el municipio de Acaxochitlán, Hidalgo, y van ampliándose a otras zonas.

La doctora Leticia Romero afirmó que los trabajos iniciaron en 2012 en Acaxochitlán, con el levantamiento de un censo de mujeres que se dedican a esa actividad y el diagnóstico sobre sus condiciones y necesidades, con la finalidad de promover procesos organizativos y autogestivos para elaborar productos alimenticios a base de hongos y plantas cultivadas en huertos familiares, que aseguren así el empoderamiento económico de las hongueras y, por otra parte, propicien revalorar el conocimiento tradicional sobre los hongos silvestres comestibles.

Las investigaciones de campo de los profesores de la UAEH identificaron que los ecosistemas de la región de Acaxochitlán se caracterizan por su diversidad biológica debido a su ubicación geográfica y sus condiciones climáticas, lo que favorece el desarrollo de los bosques en los que crecen especies fúngicas de carácter alimenticio.

Los hongos silvestres son ampliamente consumidos por su excelente sabor, aroma y textura, además de ser un producto altamente proteico, natural, con fibras, vitaminas, minerales, bajo contenido de grasas y colesterol, por lo que ocupan un lugar importante en la alimentación.

Sin embargo, es poco conocido su potencial como alimento funcional con propiedades nutrimentales y medicinales que promueven la salud, características únicas y diferentes a las aportadas por otros alimentos.

Como resultado de las investigaciones, destaca que Hidalgo es un estado con una gran cultura micófaga. Asimismo, la recolecta de hongos silvestres representa el sustento económico de numerosas familias; no obstante, esa actividad tiene la desventaja de ser estacional, ya que se realiza principalmente en temporada de lluvias.

El texto que se comenta esta semana describe que en los últimos cinco años la UAEH, su Patronato, sus investigadores y asociaciones civiles desarrollaron en Acaxochitlán cinco festivales universitarios del hongo, que dieron como resultados, entre otros aspectos:

*El diagnóstico de las condiciones y necesidades sociales, económicas y de empoderamiento de las hongueras, y el establecimiento de los parámetros para la conformación de un grupo organizado desde aproximaciones psicosociales y del desarrollo humano.

*La promoción de procesos organizativos y autogestivos en hongueras de Acaxochitlán, para la elaboración de productos alimenticios mediante el aprovechamiento sustentable de hongos silvestres y plantas cultivadas.

*El reconocimiento de especies comestibles de hongos y plantas de la región, tanto en el tianguis como en los bosques aledaños, para seleccionar aquellas con las que elaborarán productos alimenticios bajo criterios de selección.

*La capacitación a hongueras en ámbitos de facilitación para el desarrollo de habilidades autogestivas empresariales, procesamiento de hongos y plantas, elaboración de compostas, establecimiento de huertos para el cultivo de hortalizas orgánicas y elaboración de productos alimenticios.

*La formación de recursos humanos a través de la incorporación de estudiantes, investigadores, tesistas, prestadores de servicio social y voluntarios de la UAEH.

*La localización de regiones hidalguenses que, por su biodiversidad en especies de hongos silvestres, propicien el estudio y la difusión de la riqueza natural.
En continuidad a lo programado, en la edición de 2017 la sede del evento fue Zacualtipán, municipio hidalguense.
Zacualtipán proviene de la raíz náhuatl “tzacualli”, que significa “lugar de escondites”.

Origen y localización

Zacualtipán de Ángeles, con una altitud de mil 980 metros sobre el nivel del mar, colinda al norte con Tianguistengo y el estado de Veracruz; al sur con la demarcación San Agustín Metzquititlán; al este con Veracruz; y al oeste con los municipios de Metztitlán y Xochicoatlán. Se caracteriza por un clima templado-frío y registra una temperatura media anual de 14 grados. Está ubicado en la Sierra Madre Oriental, en la derivación conocida como Sierra Alta Hidalguense, por lo que su orografía presenta elevaciones, mesetas y barrancos.
En el municipio existen cuatro tipos de vegetación: bosques de pinus, de alnus, de quercus, de pinus-quercus y reserva de fagus; y una interesante fauna de mamíferos, reptiles e insectos, que han estimulado a los investigadores de la UAEH a incursionar en el estudio de esos bosques y flora, en especial los hongos del municipio.

El bosque de fagus y los hongos

Leticia Romero Bautista y un grupo de investigadores de la UAEH describen que el bosque mesófilo de montaña (BMM) es el ecosistema con mayor riqueza de especies de flora y fauna por unidad de superficie en México, pero también el más propenso a desaparecer. Presenta una distribución fragmentada por la topografía tan accidentada donde se desarrolla; además, ocupa solo uno por ciento del territorio nacional.

Hidalgo posee el tercer lugar a nivel nacional en cuanto a superficie de BMM, solo superado por Chiapas y Oaxaca, y posiblemente cuenta con los bosques de haya (fagus grandifolia variante mexicana) de mayor extensión y menos perturbados de México. Los bosques de fagus son considerados una variante del BMM, son relictos del Pleistoceno que tienen una distribución altamente restringida y, por las condiciones especiales donde se desarrollan, son altamente vulnerables a los disturbios.

Anteriormente podían localizarse bosques de fagus en diferentes estados de la República mexicana, pero actualmente solo existen en Nuevo León, Tamaulipas, Veracruz e Hidalgo. En este último se distinguen los de mayor superficie y los menos perturbados; están ubicados en los municipios de Zacualtipán, San Bartolo Tutotepec y Tenango de Doria, con una extensión total de 106.79 hectáreas, que equivale a 73.9 por ciento de la cobertura a nivel nacional.

En la parte nororiental de Zacualtipán, en la localidad La Mojonera, hay una población de fagus grandifolia variente mexicana con una superficie de 45 hectáreas. Los hongos que crecen en ese bosque son muy apreciados desde el punto de vista ecológico, dado su papel de degradadores, pero también por su valor de uso, particularmente por ser comestibles.

Dicha población de fagus está declarada en peligro de extinción y en gran medida se debe a que el sotobosque es muy escaso por las limitadas condiciones de luz.

En un estudio de lluvia de semillas realizado por investigadores de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo detectaron las siguientes causas de mortalidad:

1. Herbivoria, para las plántulas muertas con cotiledones o hipocólito consumidos.

2. Damping-off (ahogamiento) para las plántulas muertas con indicios de tallo podrido a nivel de suelo causado por hongos.

3. Sequía, para plántulas presentes en el suelo, pero con los cotiledones secos.

4. Daño físico, para plantas que murieron por derrumbes (exposición del sistema radical), rodamiento de piedras o disturbios en el suelo.

5. Desconocida, para plántulas que desaparecieron de la subparcela. Las plántulas murieron principalmente a causa de la herbivoria, el damping off y la sequía; predominaron en un principio, considerando que la última causa es muy específica, tanto de la especie como del sitio, y estas mismas son las que se consignan como las principales causas de mortalidad en plántulas de otras especies (Moles y Westoby, 2004).

El Festival Universitario del Hongo continuará con una muestra gastronómica de hongos silvestres en la localidad Los Reyes, en Acaxochitlán, que será realizada hoy.

La publicación puede consultarse en las bibliotecas de la UAEH y en la librería Carácter de Ciudad del Conocimiento. Esperamos sus comentarios en la dirección electrónica: [email protected]

Comentarios