Pachuca.- A pesar de continuar con alto porcentaje en aceptación de la población, si el gobernador Omar Fayad continúa con la etiqueta del Partido Revolucionario Institucional (PRI) perdería su liderazgo y buena imagen que conserva, esto porque 58 por ciento de la ciudadanía hidalguense nunca votaría por el organismo político, indicó el politólogo Sarkis Mikel Jeitani.

Durante la presentación de la Encuesta de Percepción Ciudadana sobre la Aceptación y/o Aprobación de los Gobernantes del Estado de Hidalgo, el presidente del Colegio Libre de Hidalgo dio a conocer que tanto el gobernador Omar Fayad como el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador (AMLO) continúan con la aprobación de la población hidalguense.

No obstante, tras los resultados de la encuesta aplicada del 24 al 29 de septiembre a una muestra de 2 mil 398 personas provenientes de los 84 municipios, 58 por ciento respondió que nunca votaría por el PRI.

El experto comentó que la aprobación del mandatario hidalguense es debido a que él va en la línea del presidente federal, lo que ayuda a la no confrontación, aunque dijo, próximamente la duda será a dónde van a negociar los poderes del gobierno local, en el estado o conjuntamente con la federación.

“No dudo que el gobernador en su inteligencia y carisma influya mucho en el voto futuro, pero si lleva la etiqueta del PRI no va a lograr nada, se va a perder, porque la gente no va a votar por él (partido)”.

“Este tiene que negociar también, y al ser una refuerza política entre Morena y el gobierno del estado, así evita confrontaciones, fraudes y genera elecciones para llegar muy rápido sin problema un acuerdo entre el gobernador y el presidente”, refirió.

Entre los resultados de la encuesta, destaca que 62 por ciento de la población no se arrepiente de haber otorgado su confianza al partido y candidato por el que votó en la última elección.

Además de que en el desempeño de la administración de Omar Fayad, 57 por ciento lo calificó como regular, 16 como bueno, 12 como malo y uno por ciento como excelente; mientras que el del gobierno de AMLO 44 por ciento lo calificó como regular, 38 bueno y nueve por ciento excelente.

Comentarios