Pachuca.- Pese a que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales de Hidalgo (Semarnath) bajó la alerta a nivel amarillo, la contaminación ambiental apenas disminuyó tres puntos, y requeriría descender otros 47 para apagar todas las alertas.

Además, la dependencia hizo énfasis en el protocolo instalado y en que no serán suspendidas las clases en ningún nivel educativo.

Los integrantes del comité técnico de contingencias ambientales en sesión extraordinaria determinaron mantener vigente la fase uno ante los valores registrados en las estaciones de monitoreo atmosférico instaladas en Pachuca.

Ante ello, los 777 planteles educativos asentados en Pachuca y Mineral de la Reforma suspendieron actividades recreativas, deportivas y cívicas al aire libre.

Aunque durante la reunión, el comité técnico informó que no suspenderán las actividades en los centros escolares ante los rumores al respecto.

Las autoridades reiteraron que no autorizaron el abandono de aulas y puntualizó que cada comité de las escuelas tomó la decisión.

Hasta el momento, la Secretaría de Salud no registra algún padecimiento médico asociado con la contingencia ambiental.

Pachuca y Mineral de la Reforma han suspendido la obra pública y actividades cívicas. En tanto, la Secretaría de Obras Públicas y Ordenamiento Territorial (SOPOT) suspendió las actividades de cuadrillas, lo que permitió acelerar la circulación vial.

Asimismo, aproximadamente 25 obras públicas fueron suspendidas en la zona metropolitana.

Ayer no reportaron incendios forestales en la región y fueron limitadas las actividades productivas de las empresas que generan mayor contaminación.

Además, la Semarnath intensificó el programa Aire limpio, por lo que las patrullas ambientales han intervenido 243 vehículos, de los cuales fueron sancionados 73 por no portar el holograma vigente y por ser ostensiblemente contaminantes.

El comité técnico de contingencias ambientales sesionará nuevamente hoy para determinar el estatus de la situación.

Comentarios