Por desgracia, las lecciones de moral y ética política de los mexicanos las dan los corruptos. Actualmente, una generación de vendidos al designio del Imperio desfila ante las pantallas y los periódicos para pontificar como lo hacían los cónsules romanos: desde la ventaja y la opresión.

Los grandes conglomerados neoyorquinos que no solo se han posesionado del petróleo, el gas, la minería y los depósitos de hidrocarburos sólidos, líquidos y gaseosos asociados a los yacimientos, y que hoy poseen las grandes compañías, los mastodontes de las finanzas, la exploración y…

Explotación de las geografías, y los medios internacionales de comunicación, están atrás de esos procónsules imperiales que aquí aparecen como grandes pontificadores de los códigos de conducta y del enaltecimiento de los valores que quieren posesionarse de la conciencia nacional.

Esa es una de las razones por las que Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dice que si no hay cambio de estructuras en los valores éticos y morales y nos ponemos la pila para salvaguardar la independencia y la soberanía nacionales, no podrá haber cuarta transformación. Es un llamado urgente a la proverbial tradición de autodefensa del pueblo mexicano.

“Descubrimiento” de yacimiento Ixchail, un refrito de todo el sexenio

Aparecen los encabezados de la prensa vendida anunciando con bombo y platillo de desquiciados que el gobiernito de Peña Nieto ha hecho un “regalazo” al nuevo régimen, porque Petróleos Mexicanos (Pemex) acaba de descubrir un nuevo yacimiento en Cosamaloapan, llamado Ixchail, que contiene mil millones de barriles de crudo inexplorado.

Aparte de que es un refrito de todo el sexenio, pues la misma noticia tiene años de estarse dando para calmar las ansias del respetable y encubrir los entrambuliques del déficit y la quiebra de la “empresa productiva del Estado”, la especie en comento resulta una brutal trampa para bobos, pues ese yacimiento…

Estaba destinado, antes de la derrota de Meade a las empresas de prestanombres del grupo formado por Salinas de Gortari-Gérard Rivero-Slim-Baillères. Las rondas de hidrocarburos, manejadas desde el pripanismo de la abyección, ya habían decidido otorgarla a esos lacayos, de la misma forma que le entregaron a Pedro Aspe muchos yacimientos en aguas someras.

BlackRock, dueño de Pedro Aspe y de su alumno Luis Videgaray

Pedro Aspe Armella, testaferro de la petrolera Evercore Partnerships, filial del holding BlackRock de Larry Fink, dueño absoluto del sector energético mexicano y de las conciencias de los lacayos toluquitas, salinistas, calderonistas, foxistas, zedillistas y toda esa ralea, es el puente del grupo financiero neoyorquino con los adocenados tecnócratas de huarache…

Que han rematado los bienes de la nación, la dignidad de la patria y hasta la condecoración del Águila Azteca –la mayor distinción otorgada por el gobierno mexicano–, hoy entregada por decisión de Luis Videgaray, alumno de Aspe, al cuasi presidiario Jared Kushner, yerno de Trump. Toda una vergüenza nacional. Buscan evadir la acción de la justicia.

Traidores a la patria… mejor fusílenlos antes de que traicionen a Fink

No ha habido un ápice de sentido nacionalista en estos traidores a la patria. Por algo, Andrés Manuel López Obrador decidió que los primeros tres años de su gobierno se dedicarán a no dar una sola asignación ni una licitación petrolera, sino a revisar con lupa todas las que se dieron en los últimos años en contra del interés público.

Allí se sabrá la verdad. Los parámetros de la ignominia y la desvergüenza. Los límites de lo execrable. Las fronteras del ridículo que un grupo de vendidos quisieron rebasar en aras de su descocada ambición y de su peligrosa ilusión de buscar cobijo en la protección estadunidense ante la inminente sentencia de l

os mexicanos.

No se descarta que corran la misma suerte que en el siglo XIX corrió el inefable Tigre de Tacubaya, un traidor mexicano que después de masacrar niños y mujeres, familiares de quienes oponían resistencia a la invasión gringa de 1847, tuvo que pagar sus culpas… ante los militares estadunidenses que desconfiaban de su capacidad de traición ¡prefirieron cortar por lo sano, antes de que los traicionara a ellos!

Las inversiones extranjeras no han servido para crear empleos bien pagados

Pero lo dicho: la moral mexicana ha sido influenciada hasta la médula por la moral de los traidores, que han utilizado los medios de comunicación vendidos para esparcir a diestra y siniestra su evangelio de la abyección. El pueblo mexicano está hasta la madre de mentiras. Es la razón por la que el actual panorama ya no les pinta de rosado.

Los periódicos impresos están reventados casi en su totalidad, nadie los compra.

Televisa, una empresa de quinta, absorbida por George Soros, quien define su línea editorial a través de las plumas de los setentones que pontifican en sus foros, está absolutamente quebrada. Las redes sociales la hicieron papilla.

El sistema financiero mexicano está naufragado. Lo dirigen las empresas outsourcing que, usurpando funciones de autoridad fiscal, fueron habilitadas por Carlos Salinas de Gortari y Pedro Aspe para revisar la entrada del dinero fresco al territorio nacional…

Que, en vez de crear empleos, ha sido deturpado como de origen sucio. Cuando se ha comprobado que su procedencia era lícita, simple y sencillamente los fideicomisos outsourcing se quedaron con los recursos para meterlos en los bolsillos de los tecnócratas de huarache.‎ Un gran asalto en despoblado.

Todos los pueblos del planeta saben del potencial petrolero de México

Los grandes yacimientos a flor de tierra o en aguas superficiales ya fueron entregados a los prestanombres de esos sicarios financieros. Los “regalazos” que ahora dicen dar son puros gallos muertos, como se definió desde el plan de seguridad energética del gabacho para dejarnos temblando de necesidades.

‎No nos hagamos bolas, como dijo el mamarracho, la seguridad energética del país está donde siempre ha estado: en los enormes yacimientos de la veta del golfo de México, que muchos analistas y estudiosos del tema en el extranjero consideran mucho más grandes y ricos que los depósitos árabes o venezolanos.

La cuenca de Cantarell –descubierta por un humilde pescador campechano, Rudesindo Cantarell, quien jamás pudo obtener una plaza como trabajador de Pemex que le fuera ofrecida por López Portillo y Díaz Serrano y que murió en la miseria– es el depósito de bitúmenes más grande del mundo.

Desafortunadamente, forma parte del plan de seguridad energética de Estados Unidos.

Desgraciadamente, ha sido ocultado por comentaristas y tecnócratas de huarache nacidos en México. Afortunadamente, todos los países serios de la Tierra saben de su potencial y están dispuestos a colaborar con nuestro país para hacerla producir.

Todo es posible si nos ubicamos en el punto de mira de la geopolítica y de una vez por todas aprovechamos nuestra condición geoestratégica. Ya no es posible que nos dejemos manipular por los traidores a la patria que quieren ser los pontífices de nuestra moral social.

¡Muera la ignorancia! ¡Viva México!

¿No cree usted?

Índice flamígero: Pareciera que Enrique Peña Nieto es como aquellos toreros que organizan una despedida tras otra. El atracomulca lo ha hecho ya en infinidad de ocasiones durante el último par de semanas. Nunca supo lo que podía hacer con el poder en beneficio de México y de los mexicanos. Solo lo usó para enriquecerse bestialmente. ¿Volveremos a oír de él? ¿Lo citarán en las cortes estadunidenses para que responda a las declaraciones hechas por el abogado de Joaquín Guzmán Loera? ¿La consulta popular del 21 de marzo próximo obligará a que se reabran todas las acusaciones por peculado, desvío de recursos que ya empiezan a acumularse en instancias ministeriales?

Esta columna completa puede consultarse en la página de este diario www.elindependientedehidalgo.com.mx

www.indicepolitico.com
pacorodriguezjournalist.com
@pacorodriguez

Comentarios