En las comunidades, que muchas veces se rigen por usos y costumbres, se ve normal que los delegados obliguen a sus vecinos a cooperar y hacer faenas. Lo hacen amenazándolos de diversas maneras: a veces diciéndoles que les cortarán algún servicio público; que deberán pagar en caso de no ayudar; o incluso, como es el caso de nuestra edición de hoy, advirtiéndoles que podrían privarlos de la libertad y enviarlos a la cárcel. El caso que documentó la Comisión de Derechos Humanos de Hidalgo (CDHEH) y que le presentamos hoy es un ejemplo de hasta dónde pueden llegar los llamados delegados y aprovecharse de su comunidad. La víctima es un hombre de 69 años, quien por incumplir con faenas y no cooperar con 3 mil pesos, recibió amenazas del delegado de Demacú, municipio de San Salvador. La advertencia de llevarlo a la cárcel, con todo lo que implica semejante amenaza para un hombre de casi siete décadas de edad, fue denunciada ante la alcaldesa de San Salvador, América Juárez, quien literalmente no hizo nada para evitarlo. Así se lo comunicó al afectado, quien al ver que la autoridad más cercana simplemente lo ignoraba, decidió ir a la CDHEH, que ya resolvió su pronunciamiento. El organismo recomendó a la alcaldía de San Salvador “establecer a la brevedad entre el delegado, vecinos de Demacú y el adulto mayor una mesa de diálogo sobre los derechos humanos para vivir en armonía”. Además, el organismo defensor consideró que no existe sustento legal alguno para obligar al adulto mayor a pagar cooperaciones y faenas desproporcionadas. Las autoridades municipales y de cualquier rango no pueden permitir estos abusos y menos argumentando “que no hay nada que hacer”. Los municipios y sus representantes no pueden lavarse las manos de esa manera, de lo contrario, ¿para qué están? De filón. En Mineral de la Reforma se prohibieron dos importantes centros nocturnos y ya no pueden asentarse más giros negros porque la mancha urbana los absorbió. ¿Entonces ahora se irán a Zempoala? ¿Por qué no regularlos y establecer una zona especial?

Comentarios