Iris Velázquez / Agencia Reforma

Ciudad de México.- Solo por días la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) respetó el acuerdo para liberar la vía ferroviaria que inicia en Lázaro Cárdenas, Michoacán, y es utilizada para el traslado de un importante volumen de mercancías al centro y norte del país.


Pese a una decisión de asamblea adoptada el jueves, luego de negociaciones con autoridades federales y estatales, un grupo de 30 docentes inconformes cerró de nueva cuenta el paso a los trenes en la salida del puerto.


La acción de fuerza se consumó ante la pasividad de autoridades a pesar de la violación a la Ley General de Vías de Comunicación.
La vía bloqueada tiene nueve ramales que se dirigen a la aduana de Pántaco en la Ciudad de México, Toluca, Querétaro, Guadalajara, San Luis Potosí, Monterrey, Altamira y Veracruz. Permanecen cerrados también tramos ferroviarios en Uruapan y Pátzcuaro.


Mientras el líder estatal de la CNTE Víctor Manuel Zavala se pronunció por que las siete vías que fueron tomadas en la entidad sean liberadas y los docentes aguarden en las inmediaciones, el dirigente de Lázaro Cárdenas, Isidoro Castañeda, alentó el bloqueo en Guacamayas, localidad cercana a la cabera municipal.


Argumentó que el gobierno michoacano no ofreció garantías de pago de bonos atrasados, cuya suma asciende a 5 mil millones de pesos.

Comentarios