Ya lo hemos hablado en este espacio: la desaparición de un ser querido puede ser más dolorosa que la muerte, porque la incertidumbre cuando nunca termina es aún peor. En Hidalgo, durante 2019, fueron reportadas como desaparecidas 158 personas, entre las cuales afortunadamente fueron encontradas con vida 96, mientras que 15 fueron halladas sin vida. Pero dentro del total, 47 personas permanecen aún bajo el estatus de desaparecidas. Y es en ese grupo donde existen algunas sustracciones parentales y otros casos que mantienen a sus familias en estado de vilo permanente. Frente a ese fenómeno existen algunos avances a nivel institucional, como la instalación de una comisión estatal de búsqueda, que hoy podría ser ratificada por el Congreso local y que representa una esperanza para las familias que no pueden descansar frente a la desaparición de un ser querido. Lo que es cierto es que el fenómeno de la desaparición forzada, durante años minimizado en la entidad, hoy es una realidad que no puede ser ocultada. Y frente a él, organizaciones de la sociedad civil, como Sonrisas Perdidas, han hecho un trabajo que durante años ignoraron y despreciaron las instituciones gubernamentales. De filón. Dos jóvenes desarrollaron lo que podría ser la solución frente a años de abusos por parte de los trabajadores del volante. Dos egresados de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) crearon la Tarifa Inteligente de Taxi (TIT), que es una herramienta de aplicación web que sirve para calcular la tarifa que debe cobrar un taxi de la Zona Metropolitana de Pachuca, con base en el tarifario de la Semot. Una solución tecnológica a la que solo le faltaría el apoyo del gobierno estatal. ¿Volteará a ver esta innovación o simplemente hará como que no ve y seguirá apoyando el sistema arcaico que basa la tarifa en el cálculo arbitrario de la percepción de los choferes?

Comentarios