SIMA debe ser columna de actividades deportivas y de recreación: colectivo prosendero

110
colectivo

 

Tulancingo

La apertura de más calles para la circulación de vehículos no es la solución única o la más viable para garantizar la movilidad, menos en una ciudad como Tulancingo, que por su tamaño, puede considerar alternativas al respecto.
Así lo consideró Eligio Cervantes, integrante del colectivo para la salvaguarda del Sendero Intermunicipal de Movilidad Alterna de Tulancingo (SIMA), al indicar que más bien las autoridades tendrían que pensar en buscar formas de movilidad complementaria a los automóviles, o bien, pensar en el fomento del transporte público.
El juzgado segundo de distrito en Hidalgo falló a favor de que un tramo de 500 metros lineales del Sendero Intermunicipal de Movilidad Alterna no podrá ser objeto de intervención u obra alguna.
A mediados de este año la alcaldía de Tulancingo anunció que priorizaría la obra para la extensión del bulevar Bicentenario, seccionando entre el libramiento La Joya y la calle Apocalipsis.
Luego de protestas por parte de grupos ciudadanos se anunció la modificación del proyecto, promoviendo la movilidad peatonal, el deporte en general y el esparcimiento, reforzada con la resolución mencionada.
Cervantes consideró que autoridades u sociedad deben considerar otros aspectos, además del fomento y uso del transporte colectivo de pasajeros para mejorar la movilidad, o por ejemplo, reanalizar las orientaciones viales para los vehículos.
Además, consideró necesario el fomento del uso de otros medios de transporte, como la bicicleta, e incluso la movilidad peatonal, pues por el tamaño de la ciudad, los tiempos y distancias de recorrido, esas opciones se vuelven más viables.
“Tenemos el caso de Pachuca, sin duda, la ciudad con mayor cantidad de vialidades construidas y en operación, pero que no por ello garantiza tener una fluidez
vial adecuada.”

Comentarios