El secretario de Gobierno Simón Vargas Aguilar se quitó la máscara ayer mientras conversaba vía telefónica con el líder campesino Hugo Sánchez Quiroz. Sin saber que el activista oriundo del municipio de San Salvador lo tenía en altavoz y frente a reporteros que cubrían ayer una manifestación frente a la Secretaría de Bienestar, Simón Vargas anunció de forma tácita que intervendrá en las próximas elecciones, olvidando que precisamente él, como secretario de Gobierno, debe mantener una posición neutral. A Simón se le olvidó que es un funcionario público encargado de mantener la gobernabilidad del estado y que su papel es garantizar la no intervención del Ejecutivo estatal. O más bien, no se le olvidó, simplemente no sabía que reporteros estaban escuchando su conversación con Sánchez Quiroz, quien por cierto, amenazó con “encuerar” al delegado de programas sociales del gobierno federal, Abraham Mendoza, en caso de que no cumpla sus caprichos. A punto de concluir la llamada con el “líder campesino”, Simón Vargas propuso a Hugo Sánchez Quiroz que pronto lo llamaría para “la grilla”. “¿Vas a participar o no”, preguntó orondo el secretario de Gobierno. ¿Este es el segundo al mando del gobierno estatal, quien se supone velará porque las elecciones sean llevadas en paz y con neutralidad? Después de escuchar este audio de algo podemos estar seguros: el gobierno estatal está listo para intervenir en las elecciones, de la mano de Simón Vargas, y con ayuda de “líderes” como Sánchez Quiroz. De filón. Y ya que hablamos de las próximas elecciones, es bueno saber que el Tribunal Electoral del Estado de Hidalgo (TEEH) se prepara para abordar dos procedimientos especiales sancionadores por actos anticipados de precampaña en los municipios de Ajacuba y Tula. Y los que faltan…

Comentarios