La Paz.- Los incendios del Amazonas se propagan fuera de control en cuatro municipios de Bolivia, con riesgo de arrasar poblados, viviendas y aniquilar a 70 mil cabezas de ganado aun cuando autoridades continúan atacando las llamas desde el aire, con descargas de agua, y tierra, con bomberos y voluntarios.

Las llamas se dispararon en los municipios de Roboré, San Matías, San Ignacio y Charagua, confirmaron autoridades de esas regiones citadas por la agencia noticiosa italiana Ansa.

La situación empeora con la temperatura alta, la falta de humedad y los vientos que soplan en la zona, según el diario La Razón.

El periódico describió que “el fuego no da tregua en la Chiquitanía y avanza impulsado por vientos de hasta 90 kilómetros por hora en cuatro de sus municipios” y ya arrasó a unas 12 viviendas.

“Es necesario apagar el fuego que está en la montaña porque con el viento puede bajar y arrasar con todo a su paso, cerca de las comunidades de Yororobá, San Lorenzo Viejo, Santiago y Quitunuquiña”, alertó, a su vez, el secretario general de la alcaldía de Roboré, Carlos Ragone.

La región de la Chiquitanía soporta desde julio incendios forestales de gran magnitud y con latente riesgo de avivarse de nuevo en zonas ya controladas. El fuego ya consumió 2.1 millones de hectáreas, entre bosques y pastizales en la región.

Comentarios