Las autoridades electorales están atentas por si se presenta algún caso

Pachuca.-

En lo que va del actual proceso, el Instituto Estatal Electoral (IEE) no ha recibido denuncias por violencia política de género por parte de las candidatas, explicó la consejera Martha Alicia Hernández Hernández.
La presidenta de la comisión permanente de equidad de género y participación ciudadana del organismo electoral explicó que ninguna de las aspirantes que contienden en la elección a diputadas locales ha interpuesto alguna queja, sin embargo, están atentos por si se presenta algún caso.

Hernández Hernández recordó que el IEE trabaja en la prevención en materia de violencia política de género, por lo que se entregó a las aspirantes el protocolo nacional que sirve a las candidatas en caso de ser víctimas.
Recordó que en los casos es importante que se dé una denuncia para que puedan realizar los procedimientos correspondientes; además, reiteró que el organismo está atento a que no se den actos u omisiones que desemboquen en violencia política de género.
“Conforme vayan pasando los días de campaña, no descartamos que no se pueda presentar alguna situación, pero si fuera el caso y se presentara alguna queja ante el IEE, contamos con la estructura y el personal para dar la atención debida a la candidata denunciante”, declaró Martha Alicia Hernández.

Dijo que en las quejas que se den dentro del proceso electoral local se aplicarán procedimientos sancionadores, en los que podrían haber medidas cautelares e incluso la protección a través de diferentes dependencias, y el Tribunal Electoral del Estado de Hidalgo (TEEH) es el encargado de resolver.
De acuerdo con la consejera, en el proceso electoral 2015-2016 se dieron dos quejas, una en Omitlán y otra en Actopan.

Realidad nacional distinta

México está inmerso en un proceso electoral controvertido e histórico. Este es el año en que más mujeres participan como candidatas a puestos públicos, debido a la llamada cuota de género, incluida en la Constitución desde 2014 y que obliga a los partidos políticos a asegurar la paridad entre géneros: 50 por ciento hombres y 50 por ciento mujeres.
Esto significa que, desde las pasadas elecciones de 2015, la Cámara de Diputados está integrada en la 63 Legislatura por 212 mujeres entre 500 integrantes. Se traduce en un 42.4 por ciento de representación femenina y es la más alta en la historia de este espacio legislativo.
En un principio, esto se ve como un gran avance para México; el cual se encuentra entre los países del mundo con mayor representación de mujeres en la Cámara baja, pasando de la posición 17 a la 8, a la par con Finlandia.
Parecería que esta decisión marca un cambio en cuanto al respeto a los derechos civiles de las mujeres y su participación en la toma de decisiones. Sin embargo, la realidad estalla en la cara cuando la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales muestra que entre 2012 y 2016 se han detectado 156 casos de violencia política contra las mujeres. De esos casos, 92 se registraron en 2015 y 60 en 2016, lo que es un claro repunte desde que se dio la paridad de género en los partidos.

Comentarios