Pachuca.- Tras la reunión para revisar la condición laboral de los 272 trabajadores del componente de Salud de Prospera que fue dado de baja, el director general del Régimen Estatal de Protección Social en Salud ( REPSS), Abraham Rublúo Parra explicó en entrevista que aunque no es una decisión con dolo, es una acción sin medir las consecuencias ya que el recorte además de afectar la nómina afecta otros rubros de la atención médica.

Explicó que fue en febrero cuando les notificaron que desde enero, debieron dar de baja a los trabajadores; ahora buscan resolver con los órdenes de gobierno y poder legislativo que la Secretaría de Hacienda vuelva a etiquetar el recurso y contemplen la operación no solo de los trabajadores sino del régimen de atención para población vulnerable.

Hasta el momento el gobierno estatal entregó más de 6 millones de pesos para nómina, no obstante para la siguiente quincena no hay certeza de pago, ya que la bolsa correspondía a recursos extraordinarios de aportación federal.

Son en total 107 millones de pesos de la merma federal al Seguro Popular, 35 estaban contemplados para medicamentos de padecimientos crónico degenerativos el resto para nómina y operaciones de los programas de salud, explicó el entrevistado.

Reiteró que si bien el gobierno federal tienen la misión de mejorar el sistema de Salud, está desición no es la más acertada, “entiendo que tiene que ver con un acto administrativo que nos pone a todos en esta situación”.

Comentarios