Sin mariachis ni feria celebran a San Francisco

279

En un amanecer frío y poco nublado, las puertas del exconvento se abren a los feligreses que cada 4 de octubre acuden al festejo

Pachuca.- Sin mariachis, puestos ni feria a los alrededores, hoy (ayer) por primera vez la tradicional celebración pachuqueña que data del siglo XVIII en honor a San Francisco de Asís se lleva a cabo. Además, no hubo el público acostumbrado.

En un amanecer frío y poco nublado, las puertas del exconvento franciscano se abren a los feligreses que cada 4 de octubre acuden al festejo del santo patrono, quien en esta ocasión no pudo recibir el número habitual de invitados.

Y es que, luego que las actividades de cada año fueron suspendidas producto de la pandemia del coronavirus (Covid-19), este domingo (ayer) solo misas con público limitado se permiten llevar a cabo en el recinto, uno de los más antiguos de la ciudad.

En el atrio, un puesto con flores y veladoras ofrece su mercancía a las contadas familias que acuden para presenciar la primer ceremonia del día; antes de ingresar, un joven les reparte gel antibacterial y les instruye usar cubrebocas.

Al interior de la iglesia estilo barroco, los espacios ocupados no suman más de 50, pues tal como lo anuncia un cartel colocado en la entrada, dicho número es el máximo permitido.

Sentados en butacas que fueron marcadas para indicar dónde es permitido hacerlo, los fieles escuchan el sermón del sacerdote, quien les reconoce estar presentes y no dejar pasar desapercibida la fecha, aunque esta vez las condiciones impidieran el anhelado festejo.

Más tarde, en las inmediaciones de la parroquia, al menos cinco puestos de venta del tradicional pan de feria se colocan sin contar con autorización para ello, pues aunque fueron notificados de la cancelación del jolgorio, comentan que la necesidad es mayor.

El día transcurre con la cotidianidad de un domingo habitual; por la tarde el centro de la ciudad pierde el calor ciudadano, salvo por contados grupos de católicos que, sin importar la fiesta de cada año, hoy decidieron acudir solo para presenciar el acto religioso.

Al interior de la iglesia los espacios ocupados no suman más de 50, pues como lo anuncia un cartel en la entrada, dicho número es el máximo permitido

Comentarios