Pachuca.- La unidad de inteligencia financiera (UIF) debe sustentar y soportar las acusaciones vertidas contra la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) por desvío de recursos; en caso de no contar con pruebas suficientes, tiene la obligación de descongelar las cuentas de dicha institución educativa y de quienes están en esa situación, explicó en entrevista el presidente de Coparmex, Ricardo Rivera Barquín.

“Las autoridades deberán en su caso soportar las acusaciones, y en caso de no contar con pruebas suficientes, descongelar las cuentas de dicha institución educativa y de quienes están en esa situación”, declaró.

Además, explicó que la máxima casa de estudios de la entidad está en su derecho de manifestarse, siempre y cuando no afecté a la ciudadanía.

Indicó que, aunque se trata de un tema que afecta a personal de la UAEH, estudiantes y terceros, “la solución está en el diálogo con autoridades federales del SAT.

“Es con ellos con quien deben sentarse a darle solución, y si bien, no es un tema que se solucione de manera inmediata, sí hacer la petición formal para que no afecte la operación normal de la máxima casa de estudios en Hidalgo”, dijo.

El líder empresarial evitó señalar si el asunto iniciado por la UIF contra la Autónoma tiene tintes políticos, pero confió en que no sea así.

“Se debe ser responsable al hacer señalamientos tan delicados y en las instancias adecuadas para actuar, esto con el fin de no afectar la imagen de ninguna persona e institución”, puntualizó.

Cabe recordar que el pasado 26 de abril, la UIF de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) bloqueó 224 cuentas de seis instituciones bancarias de la casa de estudios.

En aquel momento, la institución dio a conocer que eso generó una grave situación de parálisis administrativa y académica que afecta a más de 7 mil 500 trabajadores activos y jubilados, así como a 61 mil estudiantes.

Comentarios