El escritor hidalguense obtuvo el Premio Estatal de Poesía Efrén Rebolledo

La administración estatal saliente en materia cultural transitó por el abandono y falta de resultados, además que fue insuficiente, indicó el ganador del Premio Estatal de Poesía Efrén Rebolledo, Enrique Olmos de Ita.
Durante la entrega de premios estatales de Cuento Ricardo Garibay y Poesía Efrén Rebolledo, en el marco de la inauguración de la 16 Feria del Libro Infantil y Juvenil de Hidalgo (FLIJH), el galardonado leyó una carta dirigida al gobernador saliente Francisco Olvera Ruiz y al electo Omar Fayad Meneses.
Olmos de Ita recordó que hace tres años durante la entrega del Premio Estatal de la Juventud, hizo algunas observaciones y peticiones a título personal a Olvera Ruiz, para puntualizar lo innecesario de unir cultura y turismo en una secretaría.

Que a la larga ha resultado ser un lastre administrativo, combinación burocrática inútil, además de ponderar la falta de espacios exclusivos para las artes y la cultura entre los jóvenes, especialmente los egresados de las licenciaturas que ofrece la universidad del estado

, manifestó.
Puntualizó que trabajadores del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes (Ceculta) realizan doble labor, por lo que resulta una plantilla insuficiente que necesita ampliarse.

El Cecultah durante su mandato ha sido una institución más bien gris, con problemas presupuestales y poca visibilidad pública, ¿dónde está la convocatoria del Foecah, hace más de dos años que no se publica y festivales que albergaba el estado, perdidos?
Aunque hay que reconocer que hay estímulos como este premio, la insuficiencia es la palabra clave en la actual gestión de Olvera Ruiz, no existió un plan para activar empresas culturales de largo y mediano aliento

, refirió el escritor hidalguense.
Reclamó que el gobierno actual entregó en vísperas de las elecciones a la Fundación Calavera Canario

una fuerte suma de dinero para eventos masivos inéditos, ¿Por qué no vimos ese dinero en las arcas del Cecultah durante su sexenio?… En materia cultural será recordado su sexenio como el más gris de la historia reciente de Hidalgo.

Aprovechó el micrófono para solicitar al gobernador electo Omar Fayad desaparecer la Secretaría de Cultura y fortalecer al Cecultah para que espacios culturales permanezcan, se habiten y reciban continuamente a artistas, artesanos, investigadores, niños y jóvenes espectadores.
Por su parte, el premio estatal de Cuento Ricardo Garibay Luis Ríos Guerra agradeció a su familia el apoyo y a docentes que tuvo durante su formación. Dedicó su premio a profesores que luchan no solo por los intereses personales, sino por la educación en un país,

demos la oportunidad al diálogo en este país que ha optado temporalmente por la agresión y descalificación.

Comentarios