Sin seguro más de 90% de talleres textiles

210
talleres textiles,Cuautepec

De los mil 500 instalados en Cuautepec

Cuautepec.- Según cifras ofrecidas por Diego Armando Riveros Carrasco, presidente de la cooperativa Mano a Mano Tejiendo el Futuro, más de 90 por ciento de los mil 500 talleres textiles instalados en Cuautepec no cuenta con un seguro contra daños, tal como ocurrió el 3 de octubre en un establecimiento similar consumido por un incendio.

Al respecto, el empresario refirió que los 27 productores que conforman la cooperativa comprenden la necesidad urgente de contratar un seguro contra daños totales o parciales, dados los hechos relatados, así como otros previos que se han registrado.

En ese sentido, Diego Armando Riveros Carrasco explicó que con el paso del tiempo notaron el crecimiento de los talleres a la par de los hogares, espacios que convergen en un mismo sitio lo que en ocasiones limita la seguridad del lugar, e incluso pone en riesgo a los miembros de las mismas familias.

“El gobierno estatal cuenta con una área encargada de la revisión de los talleres a través de la Semarnath, con la intención de garantizar su segura operatividad; pero más que ayudar pareciera que lo único que buscan es infraccionar a los trabajadores”, lamentó el presidente de la cooperativa.

Por lo que destacó que durante las visitas de los empleados de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales de Hidalgo, instancia encargada de vigilar que no tiren pelusa en terrenos de cultivo, bosques o cuerpos de agua, estos únicamente realizan observaciones que derivan en infracciones, sin embargo, lamentó que no emitan un asesoramiento integral para mejorar los espacios, pues en dichas visitas e inspecciones no existe el seguimiento adecuado para mejorar las condiciones laborales.

Como ejemplo, dijo, cada taller que cuenta con una caldera que utiliza gas LP para su funcionamiento, por lo que debe contar con estrictas medidas de seguridad y la revisión constante de los indicadores de presión, mismos que en ocasiones no son los adecuados.

“El tema aquí es que los talleres comenzaron a ser familiares, no existe una regulación y métodos de cómo debe funcionar un taller, pues el crecimiento de los mismos no fue ordenado, las instalaciones son improvisadas en algunas casas”, indicó Riveros Carrasco.

Pese a que dijo que si bien esos talleres sí cuentan con medidas de seguridad, estas resultan sumamente básicas atendiendo los temas más urgentes, además que no existen programas o planes integrales en materia de prevención de riesgos.

  • Diego Armando Riveros, presidente de la cooperativa Mano a Mano Tejiendo el Futuro, dijo que pese a las visitas e inspecciones de personal de la Semarnath, pareciera que solo buscan infraccionar sin dar acompañamiento para subsanar las fallas en materia ambiental

Comentarios