No sabemos si sea un intento de golpeteo contra el partido político en turno o el género de quien encabeza la alcaldía. Lo que sí podemos asegurar es que las necesidades de mejores ingresos económicos es una realidad que apremia a todos los sectores sociales.Los primeros días de marzo serán cruciales en el trabajo de la administración capitalina. Por una parte, el dirigente del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Municipio de Pachuca (SUTSMP) Percy Espinosa amaga con irse a huelga sino se cumplen sus demandas contractuales. Casi de manera simultánea los comerciantes agrupados en la Federación de Organizaciones Independientes de Hidalgo (Foideh) regresarían al primer cuadro de la ciudad, el 7 de marzo a las 10 horas, en caso de que la alcaldía no cumpla con la entrega de un terreno para construir un centro comercial. Nada fácil pinta el escenario para el gobierno de Yolanda Tellería. Aunque si bien las demandas de ambos gremios son legítimas pero inalcanzables por las limitantes económicas, la alcaldesa asume seguridad sobre sus decisiones. En lo que pareció una retórica populista y al mismo tiempo una provocación, esta semana mandó un mensaje al líder del SUTSMP en el que afirma que ni ella, ni su gente de confianza tienen empacho en salir a limpiar las calles en caso de que estalle la huelga. A los ambulantes que encabeza Óscar “el perro” Pelcastre, aclara que no entregará a la Foideh ni alguna otra agrupación ningún mercado, sino que el ayuntamiento prestará las instalaciones para ejercer el comercio de manera ordenada. El gobierno capitalino tiene encima dos líderes con clara inclinación partidista en favor del Revolucionario Institucional. Por ello y otros factores advierten que la capacidad de gestión de Tellería y su equipo estará a prueba durante los siguientes días. Por lo pronto la alcaldesa, fiel a su aristocrática personalidad, pone el pecho a las balas frente a quienes claman el legítimo derecho al trabajo y a mejores niveles de vida. De filón. Después de casi medio año por fin parece que camina el retiro de 50 concesiones de transporte público, entregadas de manera sospechosa. Otra vez, cuidado con las investigaciones y con no lastimar la economía familiar.

Comentarios