Afecta a casi todas las generaciones actuales, se origina por mantener la cabeza inclinada por tiempos prolongados para mirar las pantallas

EDDY ARMENTA /
IMSS HIDALGO
Pachuca

Dispositivos como celulares, tabletas y relojes inteligentes ofrecen una cantidad inimaginable de beneficios hoy día, ya sea para organizar el trabajo en la oficina, recordar eventos especiales o mantener marcas personales durante la actividad física, sin embargo, inclinar la cabeza para mirar las pantallas de los gadgets ha hecho mella en la salud de los usuarios.
El síndrome del cuello de texto (text neck, término acuñado por el doctor Dean Fishman) es un problema médico creciente, tanto que afecta a casi todas las generaciones actuales, se origina por mantener la cabeza inclinada por tiempos prolongados, situación que causa la pérdida de la curvatura natural del cuello, y por ende, una desalineación de la columna vertebral.

El síndrome se caracteriza por la aparición de dolor físico, en ocasiones agudo, de cuello, cabeza y hombros, informó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), delegación Hidalgo.
Además, el síndrome conlleva a otras repercusiones de salud, como cansancio excesivo debido al constante dolor, migrañas y en casos donde no tratarse oportunamente, puede desencadenar en adormecimiento de brazos y piernas, hasta presentar dificultad para respirar.

Pese a que cualquier persona está propensa a presentar ese síndrome, ya que la tecnología está constantemente en la vida de una persona, sin embargo, los niños y jóvenes son más vulnerables a padecer del text neck, debido a que se encuentran en proceso de crecimiento, pudiendo desarrollar un padecimiento crónico.
Debido a la dificultad que pudiera generar una separación de cualquier dispositivo inteligente, ya que en ocasiones representan una parte fundamental del quehacer del usuario, es vital cuidar la salud para no desarrollar complicaciones mayores.
Si presenta alguno de los síntomas antes mencionados y estos van en aumento, especialistas del IMSS aconsejan acudir a un profesional de la salud para recibir un tratamiento adecuado.

¿Cómo evitarlo?

  • Evitar
    el uso prolongado de dispositivos inteligentes
  • Elevar
    los dispositivos a la altura de los ojos, en lugar de agachar la mirada
  • Mantenerse
    en movimiento por una o dos horas, si la jornada
    laboral o estudiantil es
    en sedentaria
  • Incorporar
    una rutina de pausa activa con el fin de mantener los músculos y articulaciones en movimiento
  • Colocar
    las pantallas de computadoras de escritorio a la altura
    de los ojos

Comentarios