¿Qué pasa cuando las ligas domésticas suspenden actividades para ceder sus recursos humanos a las selecciones nacionales? ¡Un desastre! ¿Se ha percatado del mal que aqueja a decenas de jugadores cuando se da el parón por fecha FIFA? Las concentraciones se convierten en hospitales que merman más a los equipos locales que a los representativos de cada nación. Muchas veces, cuando un club cede a regañadientes a sus hombres clave para que se integren a su selección, éstos regresan con molestias, lesiones o incluso fracturas. Es como si, en el fondo, nadie quisiera calzarse la playera de su país.
No me malentienda. Me refiero a que, en muchas ocasiones, las fechas FIFA resultan una piedra en el zapato para equipos enrachados o que han conseguido una estabilidad en sus filas que les había costado trabajo conseguir. Están, por ejemplo, los tres hombres que provocaron baja por lesión del combinado dirigido por Juan Carlos Osorio. Se trata de Elías Hernández, pieza clave en el ataque de León y una de las gratas sorpresas de la convocatoria; Jonathan dos Santos, quien gracias a su gran nivel en el Villarreal volvió al Tri luego de la salida de Miguel Herrera; y Oswaldo Alanís, quien perdió la oportunidad de reivindicarse consigo mismo y con su club que lo ha relegado al banquillo de suplentes.
Tocando este punto, es prudente cuestionar la utilidad de los partidos amistosos como los que sostendrá la selección mexicana. Si bien la Concacaf no estará disputando eliminatorias como otras confederaciones, el cuerpo técnico consideró prudente agendar dos encuentros que, hay que decirlo, solo benefician a los inmuebles que los albergarán. Con el estilo de juego rotativo de Osorio, que nos hemos cansado de criticar, resulta difícil creer que estos partidos ayudan a la creación de un sistema de juego entre los jugadores, sobre todo cuando ni siquiera se cuenta con un 11 titular. Además, la ausencia de los hombres que militan en Europa –por la razón que sea– reduce aún más las posibilidades de preparase adecuadamente para el hexagonal final.
A nivel internacional también ha habido afecciones constantes de este síndrome. Hasta ahora, el hospital FIFA suma a Jordi Alba de España, Enner Valencia de Ecuador, Clint Dempsey de Estados Unidos y Riccardo Montolivo de Italia, quien estará fuera de acción por seis meses, lo cual resume el punto de esta columna: en fecha FIFA los equipos casi siempre salen perdiendo.

Comentarios