GUSTAVO ROSALES RODRÍGUEZ /
IMSS Hidalgo

La tecnología sin lugar a dudas ha hecho más fácil la vida, comunicarnos ahora es una tarea más sencilla, distraernos o simplemente pasar el rato nunca fue tan fácil, sin embargo, el uso indiscriminado de teléfonos móviles, tabletas electrónicas o juegos que solo requieren el esfuerzo de la mano es una actividad muy normal desde el inicio de la era digital a inicios de 1990; con la búsqueda de la ergonomía todo está literal, al alcance de la mano.

Sin embargo, es importante tomar en cuenta las actividades que se han suspendido con el uso cotidiano de los dispositivos inteligentes, así como las consecuencias que eso conlleva, pues permanecer demasiado tiempo frente al celular, el uso constante de los controles de las consolas de videojuegos o de los el mouse produce consecuencias para las manos que antes solo se observaban en personas mayores a 40 años.

De acuerdo con una encuesta del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), 81 millones de personas en México tienen acceso a teléfonos celulares, de los cuales 74.8 por ciento corresponde a teléfonos inteligentes, lo que indica que al menos tres de cada cuatro usuarios cuentan con un dispositivo inteligente. También vale la pena desmitificar la palabra dieta, ya que no se refiere a la reducción de la comida, sino al conjunto de alimentos y platillos consumidos diariamente, no a la reducción de los mismos.

“La zona que comúnmente llamamos muñeca es la que presenta el dolor, se produce por el movimiento repetitivo de la extremidad en un sentido, además puede presentar incapacidad funcional; la incidencia del malestar no es exclusiva en personas adultas mayores, al menos en el siglo XXI, de hecho ya se produce y presenta en la población más joven, ocasionado por el uso excesivo de teléfonos móviles, los joysticks de los video juegos, además de que ahora se cataloga ya como una enfermedad profesional”, explicó el titular de la jefatura de servicios de prestaciones médicas del Instituto Mexicano del Seguro Social de Hidalgo (IMSS), Jesús Quintero Ramírez.

+ Tratamiento auxiliar

  • Frío
    Las compresas frías son útiles para reducir la inflamación y el dolor
    Es recomendable no aplicar hielo directamente en la piel, sino que este se encuentre envuelto en una bolsa o toalla, durante un periodo no mayor a 20 minutos
  • Calor
    La aplicación de toallas húmedas con agua caliente a temperatura tolerable es importante para amedrentar el dolor, pero debe ser solo bajo orden médica, por un tiempo de 15-20 minutos. Para una mayor efectividad se recomienda el uso tres a cuatro veces al día, sin embargo, no se debe emplear al mismo tiempo con pomadas o ungüentos, pues la piel puede sufrir quemaduras importantes

¿Qué se recomienda?

Usar de forma espaciada herramientas como martillos, mazos o equipos que conlleven un uso mecánico repetitivo.
Moderar el uso de teléfonos móviles y aparatos de vibración, como controles de videojuegos
Acudir al médico en caso de dolor constante, tener la sensación de crujimiento dentro de la muñeca
Acomodar teclados y dispositivos de manera que su uso no implique doblar las manos hacia arriba

Comentarios