El lunes 5 de diciembre de 2011, miles de profesores hidalguenses se sorprendieron al conocer que Francisco Sinuhé Ramírez Oviedo era el nuevo dirigente de la sección 15 del SNTE. Fue elegido a las 6:15 horas del ya domingo 4, pese a que antes todo apuntaba a favor de Heriberto Martínez.

Aparentemente hubo cambio de opinión de los 672 delegados, aunque no se supo por qué del viraje en su primera evaluación.

El 20 Congreso Extraordinario del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), efectuado en Pachuca, tuvo así un corolario inesperado.

En paralelo al nombramiento de Ramírez Oviedo, egresado de la Normal Superior del Estado de Hidalgo, con cinco años de servicio de docente y ocho como director de primaria, se conformó el comité seccional que en la sección 15 lo integraban 55 carteras.

En una de ellas, la organización III, de Pachuca, apareció como titular Heriberto Martínez.

No hay antecedentes de que alguien hubiera sido nominado en esas condiciones.

El conocido como Paco Sinuhé nunca fue parte del comité de representación y tres veces se ganó un lugar en las urnas para representar a su delegación, la D-I-178, de Santa María Tecajete, municipio de Zempoala.

Se le considera como el primer dirigente de la sección 15 más joven. Entonces tenía 34 años.

Cuando se le preguntó de lo ocurrido, apenas unas horas antes, fue cuidadoso:
“Fue un evento de unidad. Así, sencillo, bien entendido.”

Se consideró un actor más del SNTE, “en esta época de transición donde se dejan atrás viejas prácticas y lo único que preocupa y ocupa es la educación”.

Nacido en Pachuca, con raíces molanguenses y arraigo laboral en Zempoala, estudió, además, la licenciatura y maestría en educación por parte de la Universidad Pedagógica Nacional.

“Estoy formado en la educación pública. Por eso trabajo por y para la educación pública que permite ofrecer una enseñanza de calidad que, a su vez, impulse el desarrollo económico y social en el estado.”

Igualmente, declaró:

“Mi lealtad y mi disciplina, incondicional, a nuestra líder nacional Elba Esther Gordillo y a Moisés Jiménez, Alejandro Soto y Mirna García.”

Como propósito, adelantó:

“Quiero regresar a las aulas. Tendré 38 años, si Dios me lo permite, cuando concluya mi periodo. Todavía me falta mucho por hacer como maestro.”

Precisó también:

“Los sindicalistas no somos aviadores.”

Igualmente, aludió a como recibía la sección 15:

“Cuentas claras con Mirna García. Su informe de glosa fue aprobado durante el Congreso por unanimidad.”

El pasado primero de julio participó como aspirante de la coalición Todos por México a la diputación federal por el distrito 07 con cabecera en Tepeapulco. No tuvo suerte.

Sinuhé

Comentarios