Sobresalen denuncias por fraudes y estafas

473

Tulancingo.- De las 450 denuncias y atenciones registradas en la oficina regional de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) en Tulancingo, la mayoría corresponden a fraudes y estafas vía telefónica, así como correos electrónicos apócrifos.

Guadalupe García Rosales, responsable de la dependencia, indicó que la cifra corresponde a las atenciones brindadas en lo que va del año y agregó que en la última quincena registraron un aumento de casos, sobre todo de estafas y fraudes.

Explicó que principalmente registraron denuncias de usuarios que compraron artículos en sitios de Internet, efectuaron pagos de servicios y/o realizaron transferencias en portales web sospechosos.

“Durante el periodo enero-diciembre 2018 se dio seguimiento a 450 denuncias, la gran mayoría por fraude en tarjetas de crédito y débito”, puntualizó la funcionaria, quien aseguró que los principales instrumentos utilizados para ese delito son electrónicos.

García Rosales enfatizó que pese a fomentar la cultura financiera en la población, persiste la falta de precaución al compartir datos en la red o al realizar movimientos bancarios.

Por lo anterior, exhortó a la ciudadanía a ser precavida, ya que la actual temporada es una de las de mayor movimiento de valores por el pago de aguinaldo y las prestaciones de fin de año.

Asimismo, la Condusef recomendó no realizar compras o transferencias en computadoras de uso público y no responder correos sospechosos o mensajes de remitentes desconocidos que aducen haber ganado un premio, viaje o sorteo.

Igualmente sugirió que al realizar pagos nunca se pierda de vista la tarjeta bancaria, ya que puede ser clonada o registrar cargos no reconocidos; además, recomendó comprar en comercios establecidos y guardar los comprobantes para posibles aclaraciones.

También sugirió revisar que en los cajeros automáticos no existan aditamentos desconocidos, que pueden ser utilizados para la clonación de la tarjeta; y no aceptar ayuda de extraños al efectuar movimientos bancarios.

Comentarios