Hay herencias que es mejor no desear. Es el caso de varias secretarías del gobierno estatal cuyos titulares se sacaron, empezando por el jefe del Ejecutivo, quien hace unos meses así lo reconoció, la rifa del tigre. En marzo de este año, el exdirector financiero de Radio y Televisión de Hidalgo fue detenido y días después liberado, luego de ser acusado de negociaciones indebidas por más de 500 millones de pesos. Además, en septiembre la Secretaría de la Función Pública prohibió a dependencias federales y gobiernos estatales celebrar contratos con el Sistema de Radio y Televisión local derivado de irregularidades en los convenios con la Secretaría de Desarrollo Social por 601 millones de pesos en 2015. Hoy, las oficinas del sector primario están en la ruina. En la Secretaría de Educación Pública de Hidalgo (SEPH) se presume una malversación por 663 millones de pesos correspondientes al programa Escuelas de tiempo completo en 2014. Este caso involucró una red de corrupción de 30 personas entre funcionarios y proveedores. Resultado de una investigación interna, detectaron daño y actividades ilícitas desde noviembre de 2014 hasta enero de 2017, por lo que comenzó una denuncia formal contra quien resulte responsable por los delitos de peculado, cohecho y enriquecimiento ilícito. Pablo Pérez Velazco, exdirector de administración de recursos materiales y financieros de los servicios de salud de Hidalgo, fue aprehendido por la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH) por el delito de peculado que asciende a 51 millones de pesos; hoy está libre gracias a un amparo. Es aquí, quizá, el origen del defalco en la secretaría que encabeza el médico pediatra Marco Escamilla Acosta. Por ello, la Tesorería estatal tuvo que echar mano de más de 470 millones de pesos del recurso asignado en 2017 a programas sociales “para tapar boquetes”, principalmente en el pago de proveedores, insumos y arrendamiento de equipos. ¿Recuerda estimado lector aquella estéril conferencia de prensa en noviembre de 2016, de los secretarios de Finanzas y Planeación Jessica Blancas y Lamán Carranza, donde dieron conocer que la pasada administración heredó una deuda no registrada de 5 mil 196 millones de pesos? ¿Y los responsables? Algunos avecindados en la Ciudad de México y otros refugiados en el exilio político. Bajo esta omisión de la justicia, existen boquetes que debe cubrir urgentemente el gobierno estatal en el sistema anticorrupción. De filón. Exitoso Concierto con Causa el que organizó la Fundación Hidalguense y el Voluntariado de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH). Con ello se demuestra que el sentido social de los universitarios es más grande que los problemas.

Comentarios