Una mesa de diálogo celebrada en el Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades (ICSHu) nos recordó algo que con frecuencia olvidamos: en la medida en que la sociedad esté mejor organizada, hay menos probabilidades de que políticos sin escrúpulos abusen de sus cargos o incumplan con sus responsabilidades públicas. Activistas congregados en el colectivo #MXconFuturo estuvieron ayer en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo donde se encontraron con jóvenes. A ellos les pidieron ser más participativos e involucrarse en los asuntos de interés público. Pero sobre todo, y en medio de un año electoral, la petición fue que se enteren de quiénes serán los candidatos y cuál es su oferta política. Esto porque son ellos, los jóvenes, quienes decidirán quién ganará en las próximas elecciones presidenciales y quienes nos representarán en el siguiente Congreso de la Unión. Edna Jaime, fundadora y directora de México Evalúa, recomendó a los universitarios dedicar algo de su tiempo a los demás; exigir cuentas a los servidores públicos; y organizarse. Esto porque, de acuerdo a lo que ha encontrado México Evalúa, donde hay mayor densidad de sociedad organizada, los políticos tienen menos margen de abusar de su poder. Parece una verdad de perogrullo pero no lo es. A los políticos les interesa que despreciemos la política, claro, porque así ellos tienen el camino libre. No dejemos que esto suceda. De filón. La alcaldía de Pachuca está a punto de reorganizar su estructura burocrática, lo que implicaría el despido de cerca de 200 empleados. La alcaldesa Yolanda Tellería argumenta que el peso de la burocracia asfixia al ayuntamiento capitalino. Está bien, que haga los ajustes que deba hacer, pero con cuidado. No vaya a ser que tenga que reinstalar a los trabajadores despedidos y luego les tenga que pagar indemnizaciones. No vaya a salir más caro el caldo…

Comentarios