Solicita madre ampliación de peritaje

261
peritaje,menor de edad

Pachuca.- Ni apoyo para gastos médicos ni reparación del daño habría recibido hasta el momento la madre de la menor de edad que falleció tras ser atropellada por una unidad del trasporte público en la carretera Pachuca-Ciudad Sahagún a finales de agosto; por lo que recientemente solicitó una ampliación al peritaje efectuado ese día.

Fue el 29 del mes pasado cuando, cerca de las 7 horas, una menor de edad fue arrollada sobre dicha vialidad, a la altura de la localidad de Xochihuacán, en Epazoyucan, en el momento en que se dirigía a la escuela acompañada de su madre. En el sitio, hasta ese día no existían reductores de velocidad ni un paso autorizado pese a ser zona transitada por peatones; posteriormente, fueron colocados tras una protesta de vecinos.

No obstante, el día 5 de este mes la madre de la menor fallecida ingresó una solicitud de ampliación de peritaje a la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH) al acusar que dicho estudio fue realizado de forma indebida, lo que provocó que no existiera reparación del daño, apoyo para gastos médicos y que el presunto responsable del hecho enfrente el proceso legal en libertad.

Entre los argumentos que expone el documento, detalla que pese a ser obligación de los conductores de vehículos disminuir su velocidad o detenerse dando preferencia de paso al peatón, como lo indica el artículo 113 de la Ley de Vías de Comunicación y Tránsito para Hidalgo, el peritaje concluyó que la menor arriesgó su integridad física “no cediendo el paso al vehículo en tránsito”.

Asimismo, asevera que dicho análisis omitió parte de lo declarado por un testigo quien refirió que al estar al interior de la unidad que arrolló a la menor, en la cual habrían ido además cerca de 21 pasajeros, se percató que quienes se encontraban de pie “le gritaban al chofer que bajara la velocidad porque conducía demasiado rápido”.

A su vez, recalca que no se reportó ningún método técnico que analizara el peso del vehículo, sus condiciones mecánicas o si contaba con los servicios realizados en tiempo y forma y las condiciones de su sistema de frenado; además de que no se analizó el peso o sobrepeso de pasajeros que llevaba al momento del atropellamiento; entre otras inconsistencias.

Por lo anterior, la madre solicitó ante la autoridad una ampliación del peritaje, así como que la aseguradora se responsabilice por la reparación del daño por muerte y gastos funerarios; además, que el conductor del vehículo de trasporte colectivo sea privado de su libertad mientras se termina la investigación del caso.

Asimismo, pidió que le sea suspendida su licencia de manejo y se le retire el tarjetón de circulación, así como que se determinen las responsabilidades del perito que avaló el dictamen correspondiente.

De acuerdo con la versión de la madre de la menor, ambas fueron atropelladas por la unidad del trasporte público cuando, al intentar cruzar la vialidad y notar que el vehículo conducía a exceso de velocidad, decidieron regresarse al camellón. “Nos intentamos regresar, el vehículo iba en el carril de alta velocidad, nosotras estábamos al inicio del carril de retorno, pero el conductor iba manejando de manera imprudente, a exceso de velocidad, nos embistió, no tuvimos suficiente tiempo de reaccionar, si el conductor hubiera ido a una velocidad prudente, habría tenido tiempo de reaccionar”.

Comentarios