Solicitan intervención de autoridades sanitarias en cambio de panteón

420
zempoala

Tras la remoción y esparcimiento de la tierra del camposanto en San Gabriel, Zempoala

Pachuca.-

Tras la remoción de la tierra del cementerio de San Gabriel, en Zempoala, y posteriormente repartida por toda la localidad, vecinos mostraron preocupación y solicitaron la intervención de las autoridades sanitarias para revisar si el material es nocivo o podría causar daños a la salud.
Previamente denunciaron la exhumación arbitraria de múltiples cadáveres del panteón municipal y la violación al patrimonio histórico, ya que las tumbas datan desde 1812 y los que realizaron esa acción no presentaron ningún tipo de permisos, tanto sanitarios como del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

De acuerdo con los documentos presentados por los denunciantes, 150 cadáveres fueron exhumados de sus tumbas para trasladarlos a un nuevo terreno, pues el párroco de la iglesia municipal Marco Antonio Roldan Rosas, el exdelegado y tesorero municipal Jesús Hernández, además del actual delegado Alejandro Zavala están impulsando un proyecto para reubicar el panteón a un lugar retirado del centro de la localidad para mayor aprovechamiento.

Hace unas semanas, trabajadores del cementerio sacaron las osamentas de las tumbas, pero los quejosos reportaron 66 cadáveres desaparecidos; explicaron que cuando los vecinos acudieron a observar las obras que se estaban realizando se percataron que sus familiares ya no estaban, además, denunciaron que los restos estuvieron expuestos más de una semana.
“Nos dijeron que ya tenían permiso de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), pero nunca lo vimos, lo mismo con lo del INAH”, explicaron los vecinos.
Finalmente, urgieron a las autoridades correspondientes un dictamen sobre los posibles daños a la salud de la tierra repartida.

Comentarios