79.1% de hidalguenses no confía en partidos

518
FEPADE

En contraste, universidades públicas tienen mayor credibilidad

Pachuca.-

En Hidalgo apenas 20.9 por ciento de la población de 18 años y más confía en los partidos políticos, reveló la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental (ENCIG) 2017, que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).
Ese porcentaje se ubicó por encima de la media nacional, que fue de 17.8 por ciento.
La encuesta indicó que las instituciones o actores de la sociedad en los que más confía la población son sus familiares, con 84.4 por ciento, y universidades públicas, con 79.4 por ciento.

En contraste, los partidos políticos son los que tienen el menor nivel de credibilidad por parte de la población.
La ENCIG mide, entre otros aspectos, el nivel de confianza de la sociedad; también reveló que en Hidalgo 70.9 por ciento de habitantes siente confianza en sus vecinos, 70.5 en compañeros de trabajo, 67.2 en el Ejército y la Marina, 63.1 en instituciones religiosas y 59.6 por ciento en comisiones de derechos humanos.

A su vez da cuenta de que 46.9 por ciento confía en servidores públicos y 46.8 por ciento en gobiernos municipales.
Los medios de comunicación y el gobierno tienen la confianza de 44.2 y 44.1 por ciento de los ciudadanos, respectivamente. En tanto, 43.4 por ciento confía en policías y 41.3 en el gobierno federal.
Las instancias que tienen menores niveles de credibilidad, además de los institutos políticos, son los institutos electorales, pues apenas cuentan con 39.9 por ciento, seguidos de jueces y magistrados con 39.8, ministerio público con 39.2, sindicatos con 38.9, así como Cámara de Diputados y Senadores con 28.4 por ciento.

La ENCIG 2017 ofrece información referente a la satisfacción con servicios públicos básicos y bajo demanda, así como las experiencias en la realización de pagos, trámites, solicitudes de servicios públicos y otro tipo de contacto con autoridades que durante ese año tuvo la población de 18 años y más que reside en áreas urbanas de 100 mil habitantes y más.
La medición de las experiencias de corrupción, la cobertura conceptual y el alcance metodológico de ese proyecto estadístico contemplan actos de corruptela en actividades relacionadas con la vida cotidiana de los hogares y no de las actividades que permiten el desarrollo de las unidades económicas.

Comentarios