En aquel no muy lejano 2018 una dama llamada Sissi Anette Rodríguez Fernández, quien fungía como juez de control del Tribunal Superior de Justicia de Hidalgo (TSJH) vinculó a proceso al ciudadano Leonardo García Vázquez por difamación en agravio a la empresa Sylma pidiéndole 65 millones de pesos por tamaña insolencia. Tiempo después consideró que fue positiva la eliminación de los delitos contra el honor en Hidalgo.

“Celebro que se hayan derogado estos delitos y que se privilegió la libertad de expresión. Finalmente, como jueces y juezas la única obligación es acatar la ley que esté tipificada por el órgano jurisdiccional y aplicarla”. Un logro para la ciudadanía que ahora puede ejercer su derecho de opinar sin que se agravie y se acote por el delito de difamación.

El 30 de julio de 2019, el Congreso de Hidalgo eliminó del código penal el capítulo denominado “Delitos contra el honor”, que –a decir de agrupaciones y organizaciones civiles de derechos humanos, como Artículo 19– eran usados para limitar la libertad de expresión, como sucedió con Leonardo. Y a todo esto ¿Quién es Leonardo García Vázquez? ¿Por qué su nombre aparece como referente al delito por difamación en agravio a la empresa Sylma? ¿Qué es la empresa Sylma? Veamos:

La constructora Sylma denunció por difamación a un ciudadano por “calumnias”, ese ciudadano era Leonardo García Vázquez, vinculado a proceso el 16 de enero de 2018 luego de denunciar irregularidades en la construcción del fraccionamiento Esmeralda, que involucra a la constructora Sylma, fue vinculado a proceso por el delito de difamación.

Leonardo García declaró que solo buscaba que se le entregara una casa en buenas condiciones. “Yo me sentí defraudado, yo vengo de la Ciudad de México, vengo a descansar en un estado tranquilo como lo vine a especular, es el estado de Hidalgo, pero desafortunadamente a los seis meses de haber habitado la vivienda se me echaron a perder mis muebles, al solicitar apoyo a la constructora Sylma, me dicen, sabes qué, tú me firmaste una carta de recibido y todo lo que le pase a tu casa ya no es mi responsabilidad”.

Y es que las viviendas están construidas en lugares que en absoluto son los adecuados para un asentamiento habitacional y por lo tanto se inundan con regularidad e incluso se agrietan las paredes lo que repercute en una intranquilidad para los habitantes como fue el caso de Leonardo.

El argumento para iniciar el proceso fue que Leonardo debió agotar las instancias legales pertinentes en Hidalgo antes de acudir a los medios de comunicación para denunciar irregularidades que involucran a la constructora Sylma. El juez dijo que ni los medios de comunicación ni el gobierno son la instancia inicial para exigir que un particular haga su trabajo, cumpla con un contrato; antes de eso, precisó, debe acudir a instancias legales.

La firma jurídica Díaz en carácter de apoderados legales de la constructora emitió un pronunciamiento donde señalaba que la denuncia contra el imputado fue con la finalidad de evitar que “continuara causando descrédito, deshonra y sobre todo desconfianza en la comunidad. Falsas imputaciones de conductas supuestamente fraudulentas… efectuadas desde 2016 en agravio de constructora Sylma mediante colocación de mantas, lonas y fotografías en distintos puntos de la ciudad”.

¿Cómo surgió constructora Sylma? La escritura pública 24 mil 347, que data del 26 de febrero de 2004 y pasada ante la fe del notario público tres de Pachuca, constituyó esa constructora como una sociedad mercantil con 100 acciones, cada una valuada en mil pesos, quedando 80 acciones para Sylvia Jesús Rico Moreno y 20 para su hermana María de los Ángeles.

91 de las licencias de construcción para Sylma fueron obtenidas mientras Marco Antonio Rico Moreno, hermano de Sylvia y María de los Ángeles, fue secretario de Obras Públicas, en el periodo del gobernador Francisco Olvera Ruiz. La familia Rico Moreno son accionistas de nueve empresas más así como toda una red de inmobiliarias que atinadamente Denisse Maerker en “Noticieros Televisa” aquel enero de 2018 expuso.

Actualmente el “Benjamín” de la familia (Benjamín Rico Moreno) pretende junto con Sergio Baños ser los encargados de la alcaldía de Pachuca bajo la fórmula de suplente y alcalde respectivamente. Aunque Benjamín Rico Moreno se deslinda de los negocios familiares, evidentemente ya que no ayudaría a su imagen en campaña, lo cierto es que la familia Rico Moreno ha logrado llevar de la ficción a la vida real aquel “toque de Midas” que todo lo que tocaba lo convertía en oro. Pero esta es la realidad y seguro que no basta con un toque como Midas, sino con un tráfico de influencias, enriquecimiento dudoso, apadrinamientos…

Si ganara la presidencia municipal seguro que tanto el “Benjamín” de la familia, como la familia misma obtendrán canonjías increíbles y seguirán con un negocio inmobiliario sin precedentes en la Bella Airosa, mientras la ciudadanía una vez más mirará como la oportunidad de un verdadero cambio se esfumó. Analicemos nuestro voto el 18 de octubre es necesario y pertinente ¿Tú lo crees?… Yo también.

Comentarios